Conozca los partidos

Partido Conservador


Historia
¿Cómo obtienen sus votos?
Construcción de listas 2006
Posiciones con respecto a temas claves
Perfiles de sus líderes
Contactos




Historia

Aunque los orígenes del Partido Conservador se pueden rastrear desde los tiempos de la Independencia, solo hasta la mitad del siglo XIX se inició su consolidación. En 1849, José Eusebio Caro y Mariano Ospina Rodríguez suscribieron una declaración política que le dio el nombre de Partido Conservador a la corriente política que agrupaba a buena parte de los terratenientes y el clero del país. Esta buscaba preservar varias estructuras sociales y económicas de los tiempos coloniales, como la relación Iglesia-Estado y un sistema de aranceles que protegiera los mercados locales.

Durante las últimas décadas del siglo XIX y las primeras del XX, el Partido Conservador se convirtió en el partido de gobierno. Después de los gobiernos de Rafael Núñez –llamado el período de la Regeneración-, de la firma de la Constitución de 1886 y de la derrota liberal en la Guerra de los Mil Días comenzó la hegemonía conservadora. En este periodo el país vivió una bonanza económica producto de la millonaria indemnización del gobierno estadounidense por la perdida de Panamá.

Sin embargo, el gobierno conservador fue perdiendo respaldo popular por la represión a la creciente clase trabajadora del país. La situación empeoró durante el gobierno de Abadía Méndez (1926-1930) con las tensiones producidas por las huelgas de los trabajadores de la United Fruit Company en el departamento del Magdalena que terminaron en la conocida masacre de las bananeras, donde tropas del ejercito dispararon indiscriminadamente contra un grupo de manifestantes en Ciénaga. Sumado a estos hechos, el partido se presentó dividido a los comicios de 1930 y fue derrotado por el liberal Enrique Olaya Herrera, dando fin a la hegemonía conservadora.

El partido regresó al poder en 1946 con Mariano Ospina Pérez, gracias a la división del Partido Liberal que presentó dos candidatos: Jorge Eliécer Gaitán y Gabriel Turbay. En este gobierno se inició el fenómeno de la violencia política y se agravó con el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán, que se perfilaba como presidente para las elecciones de 1950. Para esos comicios, fue elegido presidente el conservador Laureano Gómez sin que se presentara candidato liberal.



Dentro del conservatismo se conformaron dos grupos políticos encabezados por los líderes naturales del partido. De un lado estaba Laureano Gómez, considerado uno de los personajes más cercanos al fascismo europeo de la época y representante del ala más radical frente a los liberales. Del otro lado estaba Mariano Ospina quien se presentaba más conciliador. Incluso gobernó con algunos liberales en su mandato hasta la muerte de Gaitán.

Gómez permaneció en licencia la mayor parte de su gobierno debido a problemas de salud. Su gobierno terminó con un golpe de Estado en 1953 que le dio el poder al General Gustavo Rojas Pinilla.

Los partidos tradicionales regresaron al poder en 1958, con la firma del Frente Nacional, acuerdo que repartió el gobierno del país entre liberales y conservadores por 16 años. Durante el Frente Nacional, la división interna del conservatismo tuvo un relevo generacional. Por un lado, Álvaro Gómez, hijo de Laureano, y por el otro, Misael Pastrana, último presidente del Frente Nacional y heredero de Ospina Pérez, se disputaron el control interno del partido.

La división se agudizó en las décadas de los ochentas y noventas y afectó la unidad de los conservadores, que terminaron fundando movimientos disidentes que representaban cada sector: el Movimiento de Salvación Nacional, fundado por Álvaro Gómez, y la Nueva Fuerza Democrática, fundada por Andrés Pastrana.

El Partido se dividió aún mas por la creación de movimientos bajo el liderazgo de los caciques políticos regionales que terminaron por romper la estructura jerárquica. Así nacieron el Movimiento Conservador Independiente de la familia Gerlein en el Atlántico y el Unionismo en Antioquia.

Para las elecciones de 1998, Andrés Pastrana ganó las elecciones con la Nueva Fuerza Democrática, el apoyo del Partido Conservador y el de algunos sectores liberales e independientes en una coalición llamada Gran Alianza por el Cambio.

La coalición no duro mucho tiempo. Los constantes cambios de postura del Presidente sobre temas como la revocatoria del Congreso en el marco de la reforma política, el fracaso del proceso de paz y los efectos de la política económica que provocaron una grave recesión, dejaron al gobierno únicamente con el apoyo del Partido Conservador.

En 2001, el partido designó presidente del directorio a Carlos Holguín Sardi, senador del Valle del Cauca, que inició un proceso de reestructuración. Pero la dirigencia conservadora terminó apoyando la candidatura de Álvaro Uribe Vélez y dejando sin respaldo a los precandidatos conservadores Juan Camilo Restrepo, Rodrigo Lloreda y Eduardo Pizano, que terminaron retirándose de la campaña.

Durante el gobierno Uribe, el Partido Conservador se convirtió en un aliado clave del Presidente en el Congreso. Además, la importancia de la bancada conservadora creció después de la reforma política, que exige un mayor número de votos para conservar la personería jurídica de un partido, ya que movimientos disidentes como el de Salvación Nacional y la Nueva Fuerza Democrática terminaron agrupándose y apostándole a la unión azul.

En los últimos días, el partido ha sido cuestionado por el aval dado al hijo de la polémica empresaria del chance Enilse López, conocida como la Gata ( Ver artículo relacionado ). El presidente del partido Conservador, senador Carlos Holguín, dijo que "a nadie se le puede negar la inscripción así sea hijo de Al Capone". Sin embargo, Holguín pidió al directorio de Bolívar que revise el caso y solicitó a la Fiscalía informar si algún candidato de la lista tiene procesos pendientes con la justicia.

Subir al menú

¿Como obtienen sus votos?

El partido cuenta con una maquinaria regional dirigida por caciques tradicionales como Ciro Ramírez en Boyacá, Omar Yepes Alzate en Caldas, Roberto Gerlein en Atlántico y Carlos Holguín en el Valle del Cauca.

En noviembre de 2005, el directorio conservador, en cabeza de Holguín, organizó una consulta para definir si el partido apoyaría o no al presidente Uribe en la búsqueda de un segundo periodo presidencial. También para escoger los miembros de los directorios municipales y departamentales y las listas a Cámara en algunos departamentos. La consulta marcó un record de participación en Colombia en este tipo de elecciones, ya que obtuvo cerca de un millón de votos.

La mayoría aprobó no lanzar un candidato propio a la Presidencia del 2006, sino en cambio, apoyar la reelección del Presidente Uribe.

Juan Gabriel Uribe, director del Nuevo Siglo y uno de los que querían tener un candidato propio del conservatismo señaló que pudo haber intromisión de sectores no conservadores en la consulta. Señaló que en varios departamentos, como los de la Costa Atlántica, donde la presencia conservadora es casi nula, se consiguieron votaciones significativas. El número de votos en la consulta para apoyar o no al presidente Uribe también fue mucho mayor que la votación obtenida en la elección de listas para Cámara en algunas regiones, como sucedió en el Valle del Cauca. Allí la consulta sobre la candidatura del presidente Uribe recibió un poco más de 81.000 votos validos, 20 mil más que la consulta para elegir la lista de Cámara por el departamento. Este mismo hecho se repitió en Huila y Meta. En el Magdalena, departamento donde el partido ni siquiera apareció oficialmente en las elecciones para el congreso de 2002, se obtuvieron cerca de 15.000 votos.


En carta a Votebien, Holguín desestimó los comentarios de Juan Gabriel Uribe. “En general en los departamentos de la costa se obtuvieron votaciones insignificantes, con excepción de la Guajira donde hubo una votación fruto de un trabajo continuado de tres años, lo mismo que en el Cesar y Córdoba, donde hay una participación muy alta” , expresó el senador.

Holguín agregó que la votación para la elección de directorios a nivel nacional fue mayor que la de la consulta para apoyar al presidente Uribe. “Por ejemplo, en el Valle del Cauca la elección de directorios recibió ciento cinco mil votos, mientras que la consulta presidencial solo recibió ochenta y un mil votos, y eso refleja que la votación en general fue más representativa en la elección de los directorios conservadores Departamentales y municipales, que el voto para el candidato presidencial ”, escribió el presidente del partido.

Pero lo que Holguín no tiene en cuenta es que al dato de la votación en el Valle para elección de directorios no le han restado los votos nulos ni los tarjetones no marcados, mientras que a la cifra de la votación de Uribe sí.

Otro señalamiento de Juan Gabriel Uribe es el de la entrega de puestos a cambio de respaldo al gobierno. “La renovación del partido se está dando en sus bases, pero la dirigencia está empeñada en perpetuarse y está intercambiando el apoyo al Presidente por cuotas burocráticas que les aseguren la tenencia del poder”, afirmó Juan Gabriel Uribe. A diciembre de 2005, según Uribe, las principales cuotas en el gobierno están en los Ministerios del Interior y de Agricultura, INVIAS, la Aeronáutica Civil, la Defensoría del Pueblo, el Instituto Nacional de Concesiones (Inco). En el cuerpo diplomático, el embajador en Ecuador es Carlos José Holguín, hijo del presidente del directorio Conservador.

Ante el nombramiento de su hijo en la Embajada ecuatoriana, Holguín aseguró a Votebien: “ Fue un error político del Presidente Álvaro Uribe, el nombrar a mi hijo Carlos José Holguín, como embajador en Ecuador, así como fue un error de mi hijo haber aceptado esa embajada.”

Subir al menú

Construcción de Listas 2006

El partido abrió inscripciones en cada directorio departamental para listas a la Cámara. En los departamentos donde se inscribieron más candidatos que curules a proveer se realizó una consulta popular en noviembre de 2005. Para el Senado las inscripciones continúan abiertas. Las inscripciones son aceptadas o rechazadas según un estudio de la secretaría del directorio Nacional. Para estas elecciones buscan repetir Omar Yepes, Roberto Gerlein, Ciro Ramírez, entre otros senadores


Continuar

Imprimir   Recomendar