Votebien 2010
Quienes somos | Contáctenos

Síguenos en rssNoticias

Aumentan los subsidios, aumentan los votos

La ong Global Exchange halló una extraña coincidencia entre el aumento de subsidios de Familias en Acción y el aumento de votos obtenidos por los partidos cercanos al oficialismo. También documentó presiones hacia beneficiarios de este programa.
Mayo 29 de 2010
  • Enviar a un amigo
  • Comentar
  • Disminuir Fuente
  • Aumentar Fuente
  • Imprima esta Nota
Aumentan los subsidios, aumentan los votos
Así son las tradicionales filas para recibir los subsidios.

La ong Global Exchange advierte que existe una coincidencia entre el aumento del número de subsidios otorgados por Familias en Acción y el crecimiento en votos obtenidos entre 2006 y 2010 por los partidos políticos cercanos al gobierno de Álvaro Uribe Vélez.

 

Ese es uno de los principales hallazgos del estudio ‘Análisis del Programa Familias en Acción en el marco de los Procesos Electorales en Colombia’, realizado por esta organización que tiene experiencia en el monitoreo de contiendas electorales, y cuya misión visitó los departamentos de Antioquia, Córdoba, Valle y Santander antes de las elecciones legislativas el pasado 14 de marzo.

 

Según el documento, en 2002 el gobierno reportó 320.716 personas beneficiarias de estos subsidios, que corresponden a familias pobres, desplazadas e indígenas que reciben en ciclos bimensuales un subsidio alimenticio y escolar.  En 2006 el número de familias creció a 599.391 y en 2010 los beneficiarios aumentaron a 2’582.020 familias.
Tras revisar los resultados electorales en las votaciones a Senado durante los dos últimos períodos, el estudio encontró que en 2006 el Partido de la ‘U’ pasó de tener 1’591.775 votos a 2’804.123 votos en 2010, y el Partido Conservador pasó de 1’470.029 votos a 2’298.748 votos. Por su parte, el Partido Liberal sólo pasó de 1’436.657 votos a 1’763.908, mientras el Polo Democrático decreció en votación pasando de 875.451 a 848.905 votos.

 

“Las tendencias que relacionan el crecimiento del programa Familias en Acción con algunos resultados electorales no constituyen por sí mismos una afirmación definitiva de una posible manipulación de la intención de voto de los beneficiarios de los programas sociales del gobierno nacional”, aclara el estudio.

 
Sin embargo, los investigadores indican que el documento sirve como ‘carta de navegación’ para propiciar un debate sobre los criterios para la asignación de beneficiarios de estos programas sociales y su relación con la transparencia de los procesos electorales en Colombia. La razón es que existen múltiples denuncias sobre el presunto uso de esos subsidios para favorecer las candidaturas de algunos políticos.

 

Tres casos como indicio

 

El programa de Familias en Acción distribuye el número de subsidios de acuerdo con el índice de pobreza de las regiones y en su asignación, les da autonomía a las alcaldías para seleccionar a los beneficiarios. Uno de los requisitos es estar en el nivel uno del Sisbén.

 
Tras realizar un análisis estadístico de esas asignaciones, el informe encontró departamentos donde habría presuntas irregularidades relacionadas con intereses políticos.
En 2002 Caldas recibió una asignación de 4.731 subsidios, mientras que Chocó 1.672 subsidios. En 2010 el primero aumentó su cobertura a 31.077, mientras el segundo sólo a 29.778. Aunque Caldas tiene más población que Chocó, las cifras generan un interrogante y es por qué recibió más subsidios si Chocó tiene el doble de población pobre.

 

“La comparación no resultaría significativa si no se considerara que el ex director de Acción Social y hoy embajador de Colombia ante la OEA, Luis Alfonso Hoyos, es originario de Pensilvania (Caldas), como también lo es el ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, y el recientemente elegido senador por el Partido de la ‘U’, Jaime Alonso Zuluaga Aristizábal, entre quienes existen además vínculos familiares. En la Dirección de Planeación de Acción Social está otro familiar del senador, el señor Mario Ramírez Zuluaga”, señala el informe.

 

Otro de los casos reseñados en el informe es el de Dilian Francisca Toro. A finales de 2009, el representante de Cambio Radical Carlos Fernando Mottoa denunció que en la ciudad de Buga (Valle del Cauca) circuló un volante con la foto de Dilian Francisca Toro, del Partido de la ‘U’, donde se indicaba que si no votaban por ella se acababan los subsidios.

 
El informe señala que aunque la senadora negó las acusaciones, sólo en Buga pasó de tener 4.456 votos en 2006 a 5.077 votos en 2010. Teniendo en cuenta los registros de Familias en Acción en el Valle del Cauca, este departamento pasó de tener 19.864 beneficiarios en 2002 a 137.595 votos en 2006.

 

El informe también advierte sobre un caso en Ciudadela Atalaya, Norte de Santander. Algunas madres beneficiarias del programa Familias en Acción denunciaron en febrero de 2010 que una semana antes de las elecciones del 14 de marzo, les advirtieron que si no votaban por Efraín Torrado, candidato del Partido de la ‘U’, perderían los subsidios.
Según el comparativo de cobertura de subsidios y votos, Norte de Santander pasó de recibir 18.387 subsidios en 2006 a 79.535 subsidios en 2010. Por su parte, Torrado aumentó su votación como senador en 2006 de 8.445 votos a 31.730 votos en 2010. “Al analizar los resultados electorales del senador Torrado en el departamento de Santander, vemos que el número de votos se incrementó casi 4 veces con respecto a las elecciones del año 2006. Por otra parte, su votación en la ciudad de Cúcuta subió de 5.645 votos en 2006 a 18.124 en las pasadas elecciones del 14 de marzo de 2010”, señala el documento.

 

La ong aclara en el documento que son las autoridades las competentes para investigar y sancionar, en caso de probar irregularidades en estas coincidencias.

 
Las preguntas

 

Los casos reseñados de candidatos al Congreso generan preguntas sobre la posibilidad de que en la contienda  electoral para la Presidencia se pueda presentar algo similar. El candidato Juan Manuel Santos, del Partido de la ‘U’, ha sido cuestionado por sus homólogos de utilizar el programa de Familias en Acción para hacer proselitismo.
También existen varias denuncias formuladas ante la Unidad de Reacción Inmediata para la Transparencia Electoral (Uriel). En ellas se ha advertido sobre las presuntas presiones ejercidas por integrantes del Partido de la ‘U’ a los beneficiarios de estos subsidios, para que voten a favor de sus candidatos tanto en las elecciones legislativas como en las presidenciales.

 

En lo que va corrido de este año, Uriel tiene registros de denuncias sobre este tema en Caquetá, Boyacá, Valle del Cauca, Cundinamarca, Nariño, Tolima, Quindío, Vichada, Caldas y Santander, incluyendo la denuncia publicada por Votebien (ver nota).

 

“La campaña del candidato Juan Manuel Santos ha relacionado en su publicidad política el programa Familias en Acción como uno de los logros sociales de su partido, situación que ha generado rechazo de sus contendores políticos, como también el mismo director de Acción Social, Diego Molano”, apunta el informe. La ong estima que de acuerdo con el número actual de familias beneficiarias, si todas votaran por el candidato del Partido de la ‘U’, su potencial electoral sería cercano a los 9 millones de votos.

 

El candidato de la ‘U’ siempre ha negado que desde su campaña se esté ejerciendo presión a los beneficiarios de Familias en Acción y ha invitado a las personas a denunciar si esto está ocurriendo. Pero en días pasados cuando un periodista en Magangué le preguntó sobre el tema el candidato se molestó. Luego lo invitó a que registrara como noticia si alguien en la concentración del candidato había ido obligada o presionada a verlo. Nadie lo dijo en ese momento, pero el periodista explicó posteriormente en una entrevista a Caracol Radio que algunas madres sí habían ido hasta el canal a denunciarlo (ver página).

 

Las autoridades tendrán que estar alerta ante nuevas denuncias sobre la presión o manipulación de beneficiarios de estos subsidios con fines electorales, durante este fin de semana, cuando los colombianos acudan a las urnas a elegir el próximo presidente.

 

Los ciudadanos pueden denunciar cualquier presión o anomalía a las autoridades electorales, como URIEL, llamando a la línea gratuita nacional 01 8000 912005 desde cualquier lugar del país. También pueden enviar reportes de observación ciudadana de la Misión de Observación Electoral a la línea gratuita nacional 018000112101 o a través de la plataforma de Ushahidi que apoya Votebien, junto con otras organizaciones sociales y que permite varias alternativas de reportes, desde correo electrónico, sms por celular al código 1333 con la palabra “reporto”, o desde twitter (ver nota).


Votebien