HEADER MARKUPS

Vida y Estilo » Mujer

 Para que los hombres se derritan por ti
28 de Noviembre de 2008 02:34

Comentarios
 

Donde tú ves defectos, sencillez o falta de glamour, ellos pueden ver auténticas joyas. A veces lo que más les enamora de ti es lo que menos dejas ver. Te contamos qué es lo que a ellos les mata de una mujer.

Estilos de seducción que se ajustan a tu personalidad

Los mejores secretos de seducción


¿Por qué el día que te pones el súper modelazo no conquistas nada de nada y el día que vas a hacer la compra en ropa deportiva no paran de decirte piropos por la calle? Algunas veces las mujeres tenemos una idea totalmente equivocada de lo que les gusta y les enamora a los hombres.


Hemos hecho una pequeño encuesta a un grupo de hombres de edades entre los 25 y los 45 años para saber qué es lo que de verdad les mata de nosotras y lo que les haría querer comprometerse toda la vida. Todo ello, por supuesto, con un toque de humor, justo el que a ellos les gustaría que le pusiéramos a las relaciones de pareja...


¡No te arregles tanto!
A ellos les encantas en pijama o braguitas nada más despertarte, recién salida de la ducha con el pelo mojado, en vaqueros y zapatillas... Y, sobre todo, con la cara lavada. Todos los hombres con los que hemos hablado nos han dicho lo mismo: el exceso de maquillaje les tira para atrás y cuando vamos súper fashion les parecemos algo artificiales”. Por supuesto, de vez en cuando les gusta vernos con tacones y un vestido bonito, pero su máxima es la naturalidad.


¡Arriba la naturalidad!
Siguiendo con el apartado anterior, ellos recalcan especialmente la naturalidad, no sólo en cuanto al aspecto sino a la hora de comportarnos. Citando sus propias palabras, no les gustan nada las 'mujeres estiradas, súper fashion, que estudian cada palabra o movimiento'
A cierta edad les cansan especialmente las tácticas, los límites y las estrategias. “No hay más atractivo que una mujer que se comporta con naturalidad en cualquier lugar y situación, que sabe ser sencilla y decir lo que piensa, que viene a hablarte si le apetece o te da un beso si así lo siente” (Néstor, 40 años, ingeniero). En la cama, la naturalidad resulta imprescindible para todos, sobre todo a la hora de dar rienda suelta a tus deseos...


Chicas todoterreno
Que seas capaz tanto de ir a un restaurante de lujo como a una casa de comidas, que puedas ir a bailar a un sitio de moda y al día siguiente te pongas las botas de montaña, que te guste tanto viajar como quedarte en casa viendo una peli... Una mujer capaz de hacer muchas cosas y de moverse en contextos muy diferentes les resulta muy atractiva.


A ellos les gustaría tener a su lado a una chica que les acompañara a ver un partido de fútbol, a hacer descenso de ríos o a la que no se le caigan los anillos si se tiene que ir a dormir a un albergue. Que seas capaz de hacer cosas diferentes y te superes a ti misma les produce mucha admiración.


Sonríe por favor
¿En qué mujer se fijan más? Aunque te sorprenda, todos dicen que en la que más sonríe. “Sí, somos simples y nos gusta que la mujer que está a nuestro lado nos haga la vida fácil, que sea divertida y alegre”. Según nos cuentan, lo que peor llevan son las mujeres serias, las que se hacen las víctimas, las que se enfadan por todo, las que hacen reproches y las que no saben reírse de la vida. A la hora de elegir pareja, prefieren, sin duda, “una mujer divertida a una que esté buenísima pero tenga cara de acelga todo el día” (Carlos, 36 años, profesor).


Además, nos confiesan, a la hora de ligar siempre les inspira más confianza una mujer que sonríe. “Cuando veo un grupo de chicas, siempre me voy hacia la que más se ríe, aunque no sea la más guapa”, dice Ernesto, un comercial de 29 años. “No me apetece nada que una chica me responda mal o me ponga mala cara sólo porque me acerco a hablar con ella; por muy guapa que sea, ni me molesto”, añade.


Están hartos de decírnoslo: a ellos les gustan las curvas. Cuando te invitan a cenar, es para que disfrutes de la comida, no para que te comas una triste ensalada. Y si lo haces con las manos, mejor, les resulta súper sexy ver a una mujer comiendo con naturalidad y, tal vez, chupándose pícara un dedo, ofreciéndote chocolate con otro, compartiendo la cuchara con ellos...


No quieren tener a su lado a una mujer esquelética, si tienen que elegir, siempre van a preferir a la que tenga pecho, trasero y caderas. Ellos se dan la vuelta en la calle cuando ven a una mujer tipo Marylin, no cuando ven a una modelo de pasarela. “Mejor un par de kilos de más bien repartidos, que un saco de huesos donde no hay nada que tocar”.


Seguridad en ti misma
'No hay nada más atractivo que una mujer que sabe lo que quiere, sobre todo cuando lo que quiere eres tú', nos dice uno de los hombres con los que hemos hablado. Sin resultar prepotentes, les encantan las mujeres que hacen lo que quieren y dicen lo que piensan, las mujeres sumisas son de una generación con la que ya no se identifican.


Esta seguridad en sí mismas la extienden también a los complejos. 'Nadie es perfecto, y una mujer segura de si misma es muy sexy'. En la cama les importan mucho menos tus defectos que tu actitud. 'Hay mujeres que siempre quieren hacerlo con la luz apagada, que casi no se quitan la ropa, que no son capaces de probar nuevas cosas por sus complejos, y eso limita mucho', dice Antonio, un entrenador personal de 34 años.


¡Lista para el sexo!
Aquí no hay dudas. Te puedes hacer la interesante o la difícil en cualquier aspecto, menos en la cama. Lo que más les engancha de una mujer es que le guste practicar sexo y que esté siempre dispuesta (¡si es posible!). Lo del dolor de cabeza, el sueño y el cansancio lo llevan fatal. Según la mayoría, la falta de sexo en una pareja es lo que más incita a la infidelidad. Pero no quieren tener a su lado a alguien que se deje hacer, también nos piden que seamos activas y estemos abiertas al juego. Textualmente: 'si les gusta practicar el sexo oral, firmamos de por vida'.


Cuida los detalles
Ellos también tienen su corazoncito, y nosotras no siempre somos tan detallistas como pensamos. 'Dejé a mi novia porque no me cuidaba', nos confiesa Ernesto, un abogado de 37 años. 'Desde que nos fuimos a vivir juntos nuestra vida se convirtió en pura rutina; cada vez que yo intentaba hacer algo especial o sorprenderla, reaccionaba con pocas ganas y ninguna ilusión'.


A ellos les gusta que les sorprendan con lencería sexy, que los esperen desnudas en la cama, que les regalen flores o que quieras ir a cenar una hamburguesa un lunes por la noche. También necesitan que les digan que están guapos, que son atractivos y ¡los mejores en la cama!

Mantén tu independencia
A ellos se les hacen muy cuesta arriba las mujeres dependientes. Y llevan fatal que les controlen, les pongan límites (fuera de los normales en una pareja) o les reclamen atención permanente. 'Mi novia me vuelve loco porque no me necesita', dice Javier, un publicita de 31 años, entre risas. 'Tiene sus propios amigos y amigas, le gusta estar sola de vez en cuando y hace bastantes planes por su cuenta'.


'Aunque al principio me costó asumir que no quisiera estar siempre conmigo (¡puro ego!), ahora me encanta que sea así y hace que siempre tenga ganas de verla. Su forma de ser hace que no me acomode.

Copyright Terra Networks S.A.