HEADER MARKUPS

Vida y Estilo » Mujer

 Las señales de que se te acabó el amor
24 de Enero de 2009 04:44

Comentarios
 


Es muy fácil identificar cuando nos enamoramos, pero es todo lo contrario cuando el sentimiento se escabulle del corazón. Quizás el cariño y compañerismo -que puede seguir presente- ayudan a ocultarlo y hacen aún más difícil la tarea de poder decir: "ya no te amo". ¡Aprende a traducir tus señales!

Ser capaz de asumir que la historia de amor no tuvo un final feliz, es una de las pruebas más duras que le toca enfrentar al ser humano durante su vida. Que ese poderoso sentimiento hacia la otra persona se haya ido desde nuestro interior, sin darnos cuenta, no es en absoluto fácil. Por ello, la experiencia de quienes han vivido esta etapa es de suma ayuda y orientación.

 

Sexo: la excepción

 

"Es claro que cuando el amor se va, el sexo también. Ya no hay ganas de hacerlo, aunque lo tengas todas las noches al lado y a toda tu disposición. Como que estuvieras con un hermano, incluso que él te toque ya no es lo mismo y tienes que concentrarte para sentir la cuarta parte de lo que sentías antes", señala Paola (27 años). Para esta chica la falta de deseo por su pareja, es determinante a la hora de saber lo que verdaderamente siente por él.

 

Adiós ansias

 

"Creo que es bien complicado darse cuenta, pero a mí me pasa que dejo de tener esos deseos locos de saber qué estará haciendo, de querer llamarlo durante el día, de mandarle mensajes por messenger o correo. Tampoco es estarlo persiguiendo como loca, pero siempre estar con el 'bichito' de la curiosidad sobre, en qué estará en tal momento del día. Pienso que el interés personal y sexual hacia tu pareja es lo que lo diferencia de ser un simple amigo con ventaja", afirma Angela (25 años)

 

Diversión limitada

 

"Yo me empecé a dar cuenta de que algo andaba mal cuando en cada salida, terminábamos peleando. La noche podía empezar excelente, súper complementados, muertos de la risa con los amigos, pero siempre algo tenía que pasar... y nos enojábamos. A medida que más nos sucedía, más nos distanciábamos, era como un círculo vicioso. Nos llegó a pasar hasta en las celebraciones de nuestros cumpleaños o el Día del Amor y la Amistad, ahora que lo pienso era como trágico cómico", recuerda Marcela (30 años).

 

Silencios eternos

 

"Lo más duro que pasa cuando ya todo se está acabando en tu relación, es el descubrir que no tienes tema, no hay de qué hablar. Es decir, sí te pasan cosas durante el día, pero como que te da pereza contárselas a tu novio, ¿para qué hablarle de eso? Es bien raro de verdad, como que con eso ya no lo haces parte de tu vida. Al final, uno termina tomando onces en silencio o viendo tele y sólo comentando de eso", confiesa Francisca (25 años).

 

Terceros a escena

 

"El otro hecho claro, cuando ya dejaste de estar enamorada de pareja, es cuando te descubres mirando para el lado. La repentina atracción por los otros hombres a mí me da la señal que algo malo está pasando en mi relación, porque en general yo soy muy fiel. Como que miras con otros ojos a tus compañeros de oficina y hasta los muchachos de la calle, es como un despertar, volver a estar en vitrina. Yo creo que ahí no hay nada más que hacer, sólo terminar para no serle infiel", agrega Andrea (27 años).

 

Así que confía en la experiencia de tus congéneres y descubre si en verdad todavía sigues totalmente enamorada del hombre con quien te emparejaste. Pero no olvides, que siempre hay manera de arreglar las cosas. ¡Piensa positivo!

 

 

Terra