HEADER MARKUPS

Vida y Estilo » Mujer

 Aprenda a mantener la llama de la pasión encendida
19 de Agosto de 2009 11:35

Comentarios
 

El estrés y otros factores promueven la disminución del deseo sexual. Aún así, hay formas de hacer que la pasión dure para toda la vida.

Existen métodos y estrategias a los que una pareja debe recurrir para mantener esa llama del amor encendida. El sexo es fundamental para que la relación funcione, pero también hay elementos y factores que disminuyen ese deseo de ir al a cama.

 

¿Dónde está el problema?

 

En primer lugar, es importante que reflexione sobre el origen del conflicto. Para ello, pregúntese qué cosas conducen a que su vida sexual haya pasado a un segundo plano.

 

Algunas parejas, por ejemplo, creen que la pasión se hace a un lado una vez que adquieren responsabilidades tales como la de ser padres. Entonces, dejan de ser “amantes” para convertirse pura y exclusivamente en "mamá" y "papá", roles evidentemente muy diferentes, pero no por ello excluyentes.

 

En otros casos, las exigencias diarias conducen al estrés, el cansancio y el abatimiento. Si es este su caso, recuerde que mantener relaciones sexuales es saludable y, además, puede ser su puente íntimo hacia el placer, la relajación y el bienestar.

 

¿Cuál es su rol?

 

Pregúntese qué es lo que usted, desde su lugar, puede hacer para revertir la situación. Algunas sugerencias pueden ser: aumentar la estimulación visual, fundamental para despertar la pasión en el otro.

 

Para ello puede crear un ambiente especial con luces, velas, música; utilizar ropa interior sensual y sugerente; invitar a su pareja a darse un baño juntos o hacerle masajes con aceites corporales.

 

Al hacerlo, deberá ser muy cuidadoso. No se trata de discutir quién es el “responsable” de la situación. Lo fundamental es que ambos reconozcan que su vida sexual ha disminuido.

 

Si su pareja evita hablar del tema es posible que exista alguna situación externa a la pareja que lo esté afectando. En ese caso, pregúntele si desea tocar el tema en otro momento.

 

También es probable que hablar de sexo no sea habitual, y quizá le cause incomodidad. En ese caso...

 

-Intente ser “natural” y evite la tensión.

 

-Procure un tiempo y un lugar adecuados para que la conversación no sea interrumpida.

 

-Evite el chat, el mail y el teléfono... hable cara a cara con su pareja.

 

-Vaya al grano: Dígale lo que desea sin rodeos

 

-Si tiene hijos, establezca un horario para acostarlos.

 

-Trate de ir a la cama en el mismo momento que su pareja.

 

-Planifique el tiempo para la intimidad sexual. Aunque le parezca poco espontáneo, es una excelente alternativa para quienes “no tienen tiempo” o están “cansados”. Si lo hace en forma regular, este acto, en un futuro, no requerirá de planificación alguna.

 

-Manifieste sus deseos. Si le cuesta expresarlos a través de las palabras, escríbalos, o visualice lo que desea en el momento que están juntos y anímese a ponerlo en práctica.

 

Para ello, experimentar distintos lugares (un albergue transitorio puede ser un espacio que revitalice la pasión), horarios y posiciones pueden restaurar la pasión adormecida y ayudarlo a disfrutar plenamente de su vida sexual en pareja.

 

Terra  / Dr. Alberto Cormillot