HEADER MARKUPS

Vida y Estilo » Mujer

 Recomendaciones para elegir un buen colegio para sus hijos
07 de Diciembre de 2009 10:01

Comentarios
 

Una tarea dispendiosa enfrentan los padres y madres cuando termina cada año y deben pensar en la educación de sus hijos, eso es para muchos más importante que los regalos y las fiestas de navidad.

La tarea de encontrar colegio para sus hijos, inicia a partir del segundo semestre del año, casi nunca los padres y madres están satisfechos con la educación que sus hijos reciben día a día en las diferentes instituciones educativas que existen en el país.

 

Por eso, profesionales del Instituto Alberto Merani, respondieron un cuestionario de preguntas frecuentes que los padres de familia se hacen en esta situación.

 

¿Qué criterios deberían tener en cuenta los padres y madres al elegir un colegio?

 

El colegio es un periodo esencial en el desarrollo de la vida de un niño y por ello hay que dedicar todo el tiempo posible para tomar esa decisión y tener en cuenta los criterios y valores más importantes que como padres queremos desarrollar en nuestros hijos.

 

Allí se formarán las amistades que perdurarán a lo largo de la vida. Allí se promoverán ciertas actitudes y dejarán de promoverse otras. Dependiendo del colegio, habrá mayor énfasis al desarrollo científico, artístico, académico o humanista. Por ello, es una esencial decisión que no se puede tomar a la ligera ni teniendo en cuenta criterios de menor trascendencia como la cercanía a la casa, entre otros.

 

Al elegir el colegio, elegimos el tipo de formación que queremos dar a nuestros hijos. Una buena parte de los colegios marcan un énfasis casi exclusivo en la formación académica. Como padres debemos preguntarnos si eso es lo que queremos. Pocos colegios enseñan a los jóvenes a tomar sus propias decisiones, de manera creativa e independiente. Como padres, debemos analizar ¿qué tanta importancia le asignamos a dichas competencias?

 

Así mismo, debemos preguntarnos por el énfasis que le asignamos a cada una de las dimensiones humanas (cognitiva, valorativa o praxiológica); por la importancia concedida a la educación religiosa, a la artística, a la deportiva, a la científica. De esta manera al elegir un colegio estamos valorando en mayor medida unas cosas que otras. Elegir es valorar, y para ello hay que comparar y tener claros los criterios a los que les concederemos mayor valor que a otros.

 

Desde es el punto vista de modelos pedagógicos ¿cuál sería la mejor manera de escoger un colegio para nuestros hijos?

 

En un sentido, los modelos pedagógicos expresan las relaciones que se establecen entre el estudiante, el saber y el docente. Los modelos más extendidos en la historia han sido los heteroestructurantes y los autoestructurantes, cada uno de ellos con sus ventajas y debilidades.

 

Son los que en el lenguaje cotidiano llamamos Escuela tradicional y Escuela Activa. Uno enfatiza mucho en el docente, y otro enfatiza mucho en el estudiante. Un tercer modelo resulta de la síntesis de esos dos modelos, ha sido denominado interestructurante y pretende retomar lo más destacado de cada uno de ellos, entendiendo que tanto estudiantes como docentes deben cumplir un papel activo en el proceso de enseñanza y aprendizaje.

 

Los modelos pedagógicos están relacionados con nuestras maneras de ver el mundo como adultos: como padres y docentes. Si en nuestras relaciones con nuestros hijos privilegiamos la autoridad, las relaciones basadas en las normas impuestas; si les concedemos poca o ninguna capacidad de decisión, lo más lógico es que busquemos un tipo de educación que se parezca a esas relaciones que establecemos con ellos, es decir, a un modelo heteroestructurante, centrados más en la autoridad y en la norma.

 

En cambio, si creemos que nuestros hijos o hijas son capaces de tomar decisiones por su propia cuenta, si pensamos que ellos pueden construir conocimientos y normas, entonces lo aconsejable es que los enviemos a colegios donde se asume el modelo más autoestructurante. Finalmente, si buscamos el equilibrio en la toma de decisiones, en la construcción del conocimiento, lo adecuado es que busquemos un colegio donde se exprese el modelo interestructurante. Que no se centralice el poder, la decisión y la palabra en el docente; pero que tampoco se centralicen las decisiones esencialmente en los estudiantes.

 

Los modelos tradicionales, son adecuados para familias que privilegian la obediencia, la norma, el cumplimiento y los trabajos menos creativos. Por su parte los modelos de escuela activa son convenientes para familias que consideren que lo esencial de la educación es la socialización y la felicidad de los niños, y asignan poca importancia a los aspectos de tipo académico.

 

Finalmente los modelos interestructurantes o dialogantes son aquellos que consideran equivocado enfatizar sólo lo académico o sólo lo social; sólo al docente o sólo al estudiante; y reivindican la importancia de una formación más integral y equilibrada; dando un rol esencial tanto al docente como al estudiante, tanto a lo académico como a lo social y lo valorativo.

 

Desde el punto de vista de la importancia que ha tomado el arte y la cultura en los colegios, ¿cuáles serian los parámetros para escoger?

 

El conocimiento que nos da la cultura se ha constituido, hoy por hoy, en la materia prima del desarrollo. Esto quiere decir que gracias a la cultura y al conocimiento se producen grandes transformaciones sociales y económicas. Por esta razón es importante elegir colegios donde se les otorgue el lugar que les corresponde.

 

El arte cumple un papel muy importante en la expresión y sensibilización del ser humano. Una familia, que le asigne gran importancia a estos aspectos, necesariamente debe darle importancia al énfasis que la institución educativa le concede a lo estético.

 

¿Es bueno escoger un colegio mixto, o mejor uno de solo niñas o solo niños?

 

En general, nuestra época se caracteriza por la diversidad no sólo de géneros, sino de culturas y modos de vida. Si queremos que nuestros hijos se formen con la capacidad de afrontar las oportunidades y riesgos que ofrece nuestra época, lo importante es que el colegio donde estudien, mixto o de un solo género, les permita reconocer y respetar la diversidad.

 

Hoy en día, tienen ventajas invaluables los colegios mixtos ya que la vida es mixta; y de allí que la convivencia con el otro género desde edades iniciales y en diversos espacios favorece el desarrollo de una personalidad más equilibrada.

 

El argumento de que es mejor un colegio de un género para que se concentren en el estudio, no tiene en cuenta que uno a un colegio no va esencialmente a aprehender, sino a formarse. De allí que tenga ventajas un colegio más diverso; no solo de géneros, también sería ideal acercar al niño a diversidad religiosa, política, ideológica, racial y cultural. Eso formaría individuos más tolerantes, más respetuosos de la diversidad humana. Para padres más amplios de pensamiento, sería aconsejable un colegio más diverso. Desafortunadamente casi no existen colegios así.

 

Actualmente la importancia de los idiomas prevalece ¿es importante que el colegio sea bilingüe?

 

Lo más importante, en primera instancia, es que los estudiantes dominen su lengua materna y que accedan por medio de ella al conocimiento universal y modelen sus interacciones. Sólo sobre esa base es posible acceder adecuadamente a una segunda lengua. Desafortunadamente el nivel de comprensión en la primera lengua, según los resultados en las pruebas Saber e Icfes es significativamente bajo, al punto que solo dos de cada cien estudiantes obtiene puntajes muy altos.

 

Hoy por hoy, los colegios que ofrecen inglés intensivo obtienen muy similares desempeños en las pruebas oficiales del Icfes. Por eso, no es tan relevante, como presuponen los padres, que el colegio sea o no bilingüe.

 

Mucho más importante que la segunda lengua es saber cómo está el colegio en el aprehendizaje de la primera lengua. ¿Cuál es el nivel de desarrollo de las competencias interpretativas? ¿Qué tanto leen y se expresan bien los jóvenes? ¿Qué nivel tienen en su escritura y en sus expresiones verbales? Evidentemente un colegio en el que los niveles de expresión sean bajos y flojos en la primera lengua, con seguridad serán bajos y flojos los niveles en la segunda lengua.

 

¿Es bueno que los niños ingresen desde muy temprana edad a estudiar?

 

Los estudios e investigaciones sobre el desarrollo cognitivo, valorativo y praxiológico que hemos realizado, nos permiten afirmar que cada etapa del niño está caracterizada por rasgos muy precisos. El inicio de los estudios formales debe estar de acuerdo con lo que la ciencia nos indica, por lo que es importante que los niños y niñas comiencen su escolaridad pasados los cinco años. Su ingreso más temprano a los colegios no significa que se inicien antes en el aprendizaje de, por ejemplo, la lectura, la escritura y la matemática. Los colegios han montado preescolares en su estructura no por consideraciones pedagógicas, sino de gestión educativa.

 

Por lo mismo, resulta inadecuado que los niños ingresen demasiado temprano a un colegio grande, pues las interrelaciones e interacciones propias de un niño muy pequeño pueden verse afectadas y su proceso truncado en varios aspectos.

 

¿Es importante comprar todo lo que dice las listas de útiles que les entregan a los padres?

 

Los útiles son un recurso que cada colegio selecciona de acuerdo a sus necesidades pedagógicas y didácticas. En el caso de los cuadernos y demás útiles escolares puede haber discreción por parte de los padres para comprar la totalidad de los mismos a principio del año o hacerlo semestralmente. En el caso de los textos, es indispensable que se ajusten a las necesidades institucionales.

 

¿Es importante que el colegio exija exámenes de ingreso y el proceso de psicólogo a la hora de querer postularse en un colegio?

 

Los exámenes de ingreso en los colegios privados son un instrumento que les permite prever el desempeño de los niños y niñas. En el IAM permiten realizar un diagnóstico y la ubicación adecuada en un curso determinado.

 

¿Es importante que el colegio esté capacitando a los padres constantemente con la realización, por ejemplo, de talleres y escuelas?

 

El papel de la familia en la educación de los niños y niñas es muy importante. Por lo mismo, es decisivo que a través de talleres y escuelas se expongan claramente los principios y lineamientos de trabajo escolar, de manera que se garantice la empatía de los padres con la institución a la cual asisten sus hijos. En estos espacios es posible conocer y discutir los procesos educativos, aunque es la institución la que toma las decisiones y adopta las políticas educativas y pedagógicas.

 

Especialmente en la primaria, es importante que los padres conozcan muy bien la filosofía y los principios pedagógicos del colegio donde estudian sus hijos. Esto se puede lograr, precisamente, a través de talleres, escuelas y otros espacios de socialización de los enfoques que tiene el colegio.

 

 

Terra/Prensa Instituto Alberto Merani