Especiales
 
Más Canales
 
AMOR Y SEXO
Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

Más Noticias



Conoce las razones por las cuales los hombres no eyaculan

 

La inhibición de la eyaculación se caracteriza por la incapacidad de eyacular dentro de la vagina a pesar de tener una erección firme y de alcanzar cuotas relativamente altas de excitación.



Es una disfunción bastante extraña, la pauta más común es la inhibición primaria de la eyaculación, es decir, el varón nunca ha sido capaz de eyacular en la vagina.

 

La inhibición secundaria hace referencia a los varones que después de unos antecedentes normales de eyaculación coital han perdido la capacidad. Tanto en una como en otra, la persona puede por lo general eyacular mediante la masturbación o por la estimulación no coital de la pareja.

 

La eyaculación retardada se considera el extremo opuesto a la eyaculación precoz, ya que si bien finalmente se logra eyacular en la vagina requiere mucho tiempo y esfuerzo prolongados en la estimulación coital, siendo también a veces la excitación lenta.

 

Estos cuadros hay que distinguirlos de la eyaculación retrógrada, en la que el hombre tiene experiencia subjetiva de orgasmo pero sin eyaculación aparente, debido a una anomalía orgánica que consiste en el inadecuado cierre del cuello de la vejiga de la orina en el momento del orgasmo, expulsándose la eyaculación en el interior de la vejiga donde se mezcla con la orina.

 

También hay que tener en cuenta que pueden aparecer episodios esporádicos en los que el varón no consigue eyacular dentro de la vagina o necesita un largo periodo para conseguirlo, debido a situaciones relacionadas con la fatiga, la tensión nerviosa, una enfermedad, el exceso de relaciones sexuales en un tiempo demasiado corto o con el consumo de alcohol y otras drogas.

 

 

Causas

 

Orgánicas

 

Los problemas de eyaculación retardada o inhibición eyaculatoria pueden deberse a factores orgánicos como lesiones anatómicas del sistema genitourinario, lesiones de las conexiones vegetativas que llegan al pene, nervios afectados durante la cirugía de próstata, lesiones de columna, enfermedades como la diabetes cuyas neuropatías alteran la sensibilidad e impiden lograr una excitación suficiente, trastornos hormonales y el consumo de fármacos y drogas que inhiben la función sexual.

 

En el caso de la inhibición de la eyaculación puede eliminarse el origen orgánico cuando se produce eyaculación en las relaciones no coitales.

 

Psicológicas

 

En cuanto a las causas psicológicas se pueden considerar factores individuales como los temores inconscientes asociados a la eyaculación, inhibición de la respuesta por la evocación de un acontecimiento negativo o trauma sexual previo, así como factores que generan ansiedad de forma específica, como la vergüenza o sentimientos de culpa y la auto-observación obsesiva del desempeño sexual (rol del espectador).

 

También son posibles desencadenantes, factores más relacionales como problemas de pareja, temor al abandono, miedo al embarazo o miedo a perder el control. Una educación sexual muy restrictiva y actitudes negativas aprendidas frente al sexo y las relaciones sexuales también pueden originar la aparición de este trastorno.

 

 

Tratamiento

 

El tratamiento varía en función de las causas de la inhibición o el retraso de la eyaculación. Si se trata de un problema orgánico el primer paso sería solucionarlo. Si se relaciona con la utilización de alguna medicación, se debe evaluar la posibilidad de reemplazarla por otra igualmente efectiva que no produzca efectos secundarios.

 

Si la disfunción tiene una o varias causas psicológicas, el tratamiento adecuado sería la terapia sexual, encaminada a modificar aspectos psicológicos subyacentes y los problemas de relación y ansiedad, ayudando a identificar los elementos que pueden interferir en la actividad sexual.

 

Las técnicas utilizadas tratan de conseguir que el varón, mediante recomendaciones sexológicas, consiga una secuencia de eyaculación escalonada que implica los siguientes pasos: obtención del orgasmo por autoestimulación, por masturbación en presencia de la pareja, por estimulación de la propia pareja, eyaculación extravaginal y finalmente orgasmo intravaginal, con estimulación manual/coital simultánea si es precisa.

 

 

 

EFE

 

Busca Pareja