Especiales
 
Más Canales
 
AMOR Y SEXO
Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

Más Noticias



Las siete posturas sexuales que más excitan a las mujeres

 

Para que el encuentro sexual esté lleno de pasión, es indispensable saber cómo dar placer a la pareja para llevarla directa al orgasmo. Por eso no está de más conocer las posiciones preferidas por las mujeres.



 

Deleite

 

Para esta postura, debes arrimarte al borde de la cama o de una silla mientras él se arrodilla para dejar su pene a la misma altura que tu vagina. Ábrete de piernas para recibir a tu compañero y echa el cuerpo para atrás en una sutil relajación. Al mismo tiempo, el cuerpo de tu pareja es envuelto por tus piernas. Es una postura para mujeres dominantes ya que eres la encargada de marcar el ritmo de la penetración.

 

 

El tornillo

 

Si te cuesta llegar al orgasmo, esta es la postura ideal ya que mientras se penetra la vagina se presiona el clítoris, responsables de que alcances el placer máximo. Para llevar a cabo esta postura, debes recostarte en el borde de la cama y tender tus piernas flexionadas a un costado de tu cuerpo. Así el clítoris queda atrapado entre los labios vaginales. El hombre te penetra arrodillado frente a ti acariciándote los senos.

 

 

La fusión

 

Esta es una postura en la que nuevamente el ritmo lo marcas tú. Mientras él debe sentarse echando su cuerpo hacia atrás apoyando sus manos al costado del cuerpo, tú debes sentarte encima con tus manos apoyadas en su cuello.

 

Si quieres un contacto más intenso que garantiza el orgasmo, inclina tu cuerpo hacia adelante rozando tu pecho con el suyo y susúrrale al oído o muérdelo suavemente.

 

 

Cara a cara

 

Esta postura es perfecta para las mujeres que les cuesta llegar al orgasmo ya que la estimulación del clítoris y de los labios vaginales es directa. El hecho de que sea la mujer quien esté encima del hombre, permite que éste tenga las manos libres para acariciar las nalgas de su pareja.

 

 

La mariposa

 

La postura inicial es aquella en la que tú estás sentada sobre el hombre. Ambos deben mover la pelvis de modo circular pero cada uno en sentido contrario. Además, tú puedes utilizar tus piernas para iniciar un vaivén a lo largo del pene de tu pareja.

 

 

La indra

 

A las mujeres les encanta esta posición porque permite una buena estimulación del punto G. Para llevarla a cabo debes tumbarte boca arriba con las piernas flexionadas y apoyando los pies contra el busto de tu pareja, quien se debe colocar de pie apoyado en sus rodillas.

 

 

La cuchara

 

Para los encuentros más dulces, las mujeres adoran la postura de la cuchara en la que ambos se tumban sobre un costado con las piernas plegadas en posición acurrucada hacia la misma dirección. Es ideal para las caricias, ya que el hombre tiene las manos libres para masajear los senos o acariciar el clítoris.

 

 

 

 

Terra

 

 

Busca Pareja