Especiales
 
Más Canales
 
AMOR Y SEXO
Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

Más Noticias



Aprende a reconocer los signos de excitación femeninos

 

Cuando un hombre está excitado es muy fácil detectarlo pero, cuando las mujeres lo estamos ¿cómo podemos saberlo?, ¿cuáles son las señales? Te lo explicamos.



 

 

Síguenos por Twitter

 

El cuerpo del hombre reacciona notoriamente frente a la excitación, en cambio, el de la mujer lo hace de forma más sutil y menos llamativa, pero eso no significa que no presentemos cambios y sensaciones específicas cuando nos excitamos. A continuación te presentamos los signos que te dirán cuándo estás excitada.

 

Muchas veces las mujeres no somos consientes de nuestro propio cuerpo, lo cual nos puede llevar a presentar dificultades a la hora de identificar y darnos cuenta de los cambios que presentamos durante la excitación sexual.

 

Algunos signos son más sutiles, mientras que otros son súper notorios. Pero lo primero que necesitamos para saber cuándo estamos excitadas, es poder reconocer las señales menos obvias que nuestro cuerpo nos envía al momento de excitarnos sexualmente. Conoce a continuación las reacciones corporales de nosotras las mujeres frente a la excitación.

 

 

La temperatura corporal

 

Cuando comenzamos a sentirnos excitadas, la temperatura de nuestro cuerpo aumenta. Comenzarás a sentir más calor a lo largo de todo tu cuerpo, al mismo tiempo que tendrás la sensación de que tu cuerpo emana un aire caliente.

 

 

Cosquilleo

 

Otra señal clara de que estás excitándote es una sensación de cosquilleo en la zona genital. Esto se debe a una mayor concentración de sangre que se acumula en esta parte de tu cuerpo durante la excitación sexual.

 

 

El olor

 

Al momento de excitarte también podrás notar un olor distinto saliendo de tu piel. Estas son las famosas feromonas que emanan un olor característico, estimulante y muy sensual durante el proceso de excitación.

 

 

La lubricación

 

Este debe ser sin duda el signo más claro y distintivo de la excitación femenina. Tu vagina comenzará a producir más flujo, lubricándose de modo de prepararse para la penetración.

 

 

Los pezones

 

Tus pechos también son sensibles a la excitación, en especial los pezones. Cuando estás excitada los pezones se endurecen y erectan, quedando más sensibles al tacto y a cualquier estimulación.

 

 

 

 

Terra

 

 

 

Busca Pareja