Especiales
 
Más Canales
 
AMOR Y SEXO
Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

Más Noticias



Diez mentiras sexuales que las mujeres les dicen a sus amigas

Algunas veces no decimos la verdad acerca de nuestras vidas sexuales, inflamos la potencia sexual de nuestra pareja y hasta guardamos silencio acerca de algunas prácticas que aún son tabúes. Habla un sexólogo.



Es curioso. Pero nosotras que tanto alegamos y nos quejamos que nos cargan que nos mientan, a veces cometemos el mismo error y más encima lo hacemos con otras de nuestro género.


Mentirle a otras mujeres acerca de nuestras propias vidas sexuales o de cómo vivimos nuestra sexualidad es algo que lamentablemente se da con mucha frecuencia. Porque al final nadie quiere que la otra se entere de algún problemilla en esa área ni mucho menos que sepan sobre algún gusto particular a la hora de intimar.


El sexólogo Ezequiel López confirma esto al explicar que “se suele mentir sobre la propia vida sexual, sobre todo ante la mirada de otras personas consideradas significativas y críticas como los amigos, amigas, compañeros de trabajo, familiares”.


La máquina sexual
Cuando nos juntamos con otras amigas y aparece el tema de la frecuencia sexual que tenemos con una nueva pareja, suele suceder que en vez de decir la verdad, exageramos al doble el rendimiento sexual del hombre que está a nuestro lado. Muchas veces incluso lo dejamos como una máquina sexual, insaciable, que nos está pidiendo sexo todos los días y a cada rato. Quizás pensemos que con eso nuestras amistades sentirán envidia, pero en realidad lo que estamos haciendo es contribuir a alimentar aún más una serie de mitos sexuales tales como la frecuencia sexual “normal” entre otros.

 

Todas orgásmicas
Cuando en un grupo de mujeres aparece el tema del orgasmo, es muy raro que una de ellas se anime a confesar que nunca ha alcanzado uno o que su pareja actual nunca le ha hecho sentir uno. Por lo general todas las presentes terminan contando historias increíbles sobre multi orgasmos o evaden el tema. Hay un gran porcentaje de mujeres anorgásmicas y un alto número de hombres que aún no tienen idea de cómo hacer llegar al clímax a una mujer. Eso lo sabemos todas, entonces ¿por qué seguir ocultando una realidad?


¿Mastur … qué?
Por lo general la masturbación es un tema que entre mujeres rara vez se aborda. Es algo así como tabú, algo que es aceptado para los hombres, pero no para las mujeres. Incluso la misma palabra “masturbación” nos parece tan dura y nos suele incomodar. Por eso no es poco común que al ser abordadas por el tema respondamos con un falso "es que no lo necesito" o "para eso tengo pareja". Pero el asunto es que la búsqueda del autoplacer es absolutamente normal. Incluso los especialistas en el tema animan a las mujeres a practicarlo para así poder conocer más su cuerpo y saber qué cosas le gustan o no en el plano sexual. Así es que chicas, ¿hasta cuándo vamos a seguir mintiéndonos?

 

Las señoritas no hacen eso
Para nosotras las mujeres, aún hay ciertas prácticas sexuales que realizamos que no nos gusta hacerlas pública, menos con otras mujeres. Nos referimos al sexo oral y anal. Rara vez encontraremos a otra mujer comentándonos lo mucho que les gustan esas posiciones sexuales, ya que queramos o no, aún nos rondan los estigmas, estilo “dime qué posición te gusta y te diré el tipo de mujer eres”. Atroz, retrógrado y machista, pero es la realidad.

 


Lejos de Sex and the city
Nos guste o no, los juguetes sexuales siguen siendo un tema tabú en nuestro país. Aún se relacionan con conductas negativas. Por eso, es bien poco probable que una amiga le recomiende a otra el último consolador o juguete sexual que usó sola o en pareja. Para ser estilo “Sex and the city” nos queda mucho.

 


Silencio ante los problemas
Casi nunca una mujer le comenta a otras acerca de alguna disfunción sexual de su pareja, menos aún si se trata de una relación estable. Solemos esconder de otras este problema, quizás por miedo, vergüenza o tal vez porque al final pensamos que en parte es nuestra culpa que él no rinda con nosotras. Pero la verdad es que mientras más ocultemos el tema, mientras más nos resistamos a hablarlo y a enfrentarlo ya sea con amigas o un especialista, más difícil será resolverlo.

 


Curiosidades
A muchas mujeres les gusta que les hagan cosas curiosas durante la relación sexual. A algunas les gusta que el otro le diga frases subidas de tono, a otras les gusta que él personifique a alguien, que él le haga sexo oral, etcétera. Rara vez compartimos en detalle este tipo de experiencias por miedo a que la otra termine pensando que somos unas pervertidas. Pero lo cierto es que todas, pero todas tenemos alguna que otra excentricidad a la hora de hacer el amor.

 


Secreto ultra guardado
Este sí que es quizás uno de los secretos mejor guardados entre las mujeres. Muy pocas se animan a confesarlo. Pero sin ser lesbianas, no son pocas las mujeres que se excitan viendo interactuar a otras dos de su género en alguna película triple X. Es mal visto y hasta tachado de perversión si es que alguna llegara a revelar esto en alguna conversación femenina. Pero la verdad es que sí ocurre.

 


¿Yo y dos hombres?
Los tríos sexuales son un tema súper recurrente para los hombres. El sueño del pibe de muchos de ellos es hacer el amor con dos mujeres. Cuando lo dicen, ya a estas alturas nos parece hasta típico. Sin embargo, escuchar decir a una mujer que le gustaría intimar con dos hombres a la vez no es algo que se vaya a decir en una conversación. Incluso – y por más extraño que parezca – es hasta más aceptado que se diga que estarías dispuesta a hacer eso mismo, pero con tu pareja y otra mujer más.

 

Talla XS
El tamaño del pene es un tema recurrente entre los hombres. Cierto. Pero es bien difícil que una mujer vaya a decir que su pareja tiene un órgano sexual de talla XS. Al contrario, nosotras las mujeres solemos “inflar” la potencia sexual de nuestra pareja. Con eso tan sólo contribuimos a confirmar que el tamaño es lo único que importa. Y todas sabemos que no es así.

 

Terra

 

 

Busca Pareja