Especiales
 
Más Canales
 
AMOR Y SEXO
Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

Más Noticias



Los temas que más preocupan a hombres y mujeres sobre el sexo

 

El sexo intriga, inquieta, despierta la curiosidad y, en algunas ocasiones, preocupa, obsesiona, se torna enfermizo. A la mayoría de la gente le gusta el sexo, por eso no es extraño que de vez en cuando les invadan temores de que algo no salga bien.



 

Síguenos por Twitter

 

 

No habría preocupaciones relacionadas con el sexo si no fuéramos una sociedad tan competitiva. El sexo es juego, placer, diversión. Pero nosotros lo hemos convertido en una competición de alto rendimiento; sobre todo para los hombres, pero también para las mujeres.

 

La disposición que se tiene frente al sexo es 'hacerlo bien', 'hacerle sentir bien', 'dar lo mejor de mí'. Eso lleva aparejado, inevitablemente el temor más o menos consciente a que eso no suceda así. Por eso vienen las preocupaciones.

 

Pero a los hombres y a las mujeres les preocupan cosas diferentes. No en vano sus papeles en la relación sexual son diferentes y su socialización también.

 

 

Lo que preocupa a los hombres

 

El tamaño del pene es un tema que preocupa a pocos hombres, puesto que el 79 por ciento de ellos posee un tamaño medio que oscila entre 12 y 17 centímetros, un 18 por ciento está por encima de los 17 centímetros y sólo un 3 por ciento tiene realmente un pene pequeño.

 

Sin embargo, los hombres saben que a las mujeres les gustan los penes grandes (es un tema que sale en las conversaciones femeninas con mayor frecuencia que en las charlas masculinas), por eso, algunos de ellos desearían tener un pene más grande que el propio; por ese afán de sobresalir.

 

Como en la cópula el pene debe estar necesariamente en erección, no obtenerla, o perderla, es la causa de las consultas más frecuentes de los hombres en los consultorios sexológicos (37-43 por ciento de las consultas) seguida de las consultas por eyaculación precoz (22 por ciento).

 

A pesar de que en la población general, las dificultades de la erección acontecen con menor frecuencia (10-20 por ciento) que la eyaculación precoz (35 por ciento). El poco deseo sexual es la fuente del 10 por ciento de las consultas; un poco por debajo de lo que ocurre en la población general masculina (15 por ciento).

 

Con todo, el principal temor de los hombres es no ser capaces de provocar orgasmos a sus mujeres. Nuestra sociedad ha revertido esa responsabilidad sobre los hombres y estos se sienten abrumados; entre otras cosas, porque no tienen, habitualmente, fuentes fiables de aprendizaje. Las mujeres callan mucho y creen que los hombres nacen con ciencia infusa.

 

 

¿Qué piensan ellas de los temores de ellos?

 

En los consultorios sexológicos, las mujeres atribuyen en una proporción elevada los problemas sexuales de sus parejas y los suyos propios, al hombre, generalmente a su impericia o a su inmadurez, cuando no a circunstancias ambientales.

 

Ellas tienden a excusarse casi siempre. Lo frecuente entre las mujeres es divertirse y burlarse de los temores sexuales masculinos; salvo cuando el problema les afecte de forma directa. En líneas generales, los entienden bastante menos que los propios.

 

 

Lo que preocupa a las mujeres

 

A las mujeres les preocupa el tamaño de sus senos con bastante más frecuencia e intensidad que a los hombres el tamaño de sus penes. Quizás suceda porque los tamaños reales en la población femenina estén menos concentrados como sucede entre los hombres.

 

Así, la distribución de copas de sujetador entre las mujeres de la población general es: A-16 por ciento, B-45 por ciento, C-28 por ciento, y D-10 por ciento. Es decir, que la mayoría de las mujeres tienen pechos de tamaño medio (la copa B) y no llega a un tercio las mujeres que tienen los pechos grandes (la copa C). Después se encuentran los dos extremos: apenas una de cada cinco mujeres los tienen pequeños (la copa A) y un 10 por ciento las tienen muy grandes.

 

De modo que si una quiere ser como las demás en la cuestión del tamaño de sus senos, lo más probable es que ya lo sea. Pero lo cierto es que siempre quieren tener más. Eso sucede porque saben que a los hombres les gusta 'ver' pechos grandes, e ignoran que cuando se sienten atraídos por una chica, el tamaño de sus pechos es lo que menos les interesa.

 

En los consultorios sexológicos, la principal fuente de consultas femeninas es el deseo sexual inhibido (51-62 por ciento), seguido por la disfunción orgásmica (18-22 por ciento). Eso coincide con la frecuencia de estas alteraciones entre la población general femenina (35 por ciento para el bajo deseo y 30 por ciento para la ausencia de orgasmos en el coito), aunque con cifras ligeramente diferentes. La discordancia revela que a las mujeres les preocupa más no tener deseos que no lograr orgasmos.

 

 

¿Qué piensan ellos de los temores de ellas?

 

Los hombres no entienden las dificultades de las mujeres en aceptar el tamaño de senos que les ha proporcionado la naturaleza de forma espontánea. Ni entienden que gustándoles, ellos no puedan contemplar los senos de otras (por encima de la ropa). No comprenden que ese gesto pueda hacerles sentirse menos valoradas. Como ellos tienen muy bien claros sus sentimientos y sus intereses, les resulta difícil admitir que estar enamorado signifique quedarse ciegos para el resto de lo que les rodea. Es una fuente de fricción frecuente entre parejas.

 

Respecto a las dificultades sexuales que puedan afectar o preocupar a las mujeres, los hombres se sienten confusos y culpabilizados. Están socializados para ser ellos los “que hacen” y se les ha responsabilizado del orgasmo femenino (y, aunque no se dice, aún queda el dicho de que la sexualidad femenina también es responsabilidad masculina), por eso, tienden a culparse de esas preocupaciones y a 'no saber qué hacer'.

 

Les cuesta trabajo admitir que por ser hombres no tienen que saber mucho de sexo; lo que se agrava cuando la mujer le hace reproches (mudos o explícitos). Unos reaccionarán con actitudes sentidas, pero otros se revelarán contra eso con acritud y violencia. Terra Mujer

 

 

 

 

 

Terra España

 

 

Busca Pareja