HEADER MARKUPS

Vida y Estilo » Mujer

 ¿Quieres tener un superorgasmo?
12 de Octubre de 2007 11:48

Comentarios
 

 

Tener un orgasmo está bien, pero tener un súperorgasmo es mucho mejor. Para multiplicar, prolongar e intensificar el placer, se pueden hacer muchas cosas: hay libros, ejercicios de gimnasia íntima, posiciones, actitudes... Te contamos algunas cosas útiles.

¿Ya conoces las claves para tener sexo divertido?

 

¿Pueden diferenciarse los orgasmos reales de los fingidos?

 

El 'bien' que todas queremos y que pocas conseguimos

 

¿Quieres sentir múltiples orgasmos?

 

Mujeres con ropa interior roja tienen más orgasmos

 

 

Recuerda siempre que si quieres tener orgasmos extraordinarios, ambos tienen que poner de su parte, juntos y por separado.

 

Por otro lado, puede suceder que él termina y tú te quedas a medias. No olvides que puedes tener más de un orgasmo por relación y que pueden ser muy intensos, pero tienes que ponerle remedio: enséñale cómo hacerte disfrutar mucho más.

 

¿Qué puede hacer él?

 

Mientras más tarde en eyacular, más placer obtiene un hombre de una relación sexual, por lo que lo primero es aprender a controlarla. Esto hará que ella también tenga más y mejores orgasmos.

 

Saber evitar la eyaculación es la clave para multiplicar los orgasmos. Para conseguir este control, puede realizar un ejercicio simple: masturbándose sólo o en pareja, así sabrá identificar perfectamente las sensaciones que se lo provocan.

 

¿Qué puede hacer ella?

 

Para acelerar la aparición del orgasmo y sentir más a su pareja, ella puede, durante la penetración, contraer sus músculos vaginales.

 

Para convertirse en multiorgásmica, algo posible para cualquier mujer, hay que trabajar con el cuerpo y con la mente; se trata de una cuestión de disponibilidad.

 

Cuando llegue el orgasmo, no hay que acurrucarse como si todo hubiera terminado, centrándose en ese momento de placer. Hay que querer continuar sintiendo y prestar atención a otras sensaciones... aunque, para ello, necesitamos que nuestro compañero esté en condiciones de seguir jugando.

 

Gimnasia sexual

 

El papel de los músculos de las zonas genitales es clave en la práctica sexual, por lo que es fundamental ejercitarlos si quieres tener superorgasmos.

 

Por otra parte, para gozar del sexo hay que sentir el cuerpo y desinhibirse. Para una mujer es muy recomendable practicar los Ejercicios de Kegel: contracciones voluntarias de los músculos pélvicos como, por ejemplo, interrumpir la micción al orinar.

 

Otra recomendación es mover el bajo vientre durante la penetración para obtener una mayor estimulación de los órganos sexuales, y no tener ningún prejuicio en acariciar los propios órganos sexuales, aumentar o disminuir el ritmo. Por otra parte, estar en forma físicamente mejora las relaciones sexuales.

 

Para los dos

 

Es recomendable que ambos tengan un buen estado físico esto los ayudará a tener mejores relaciones sexuales, ya que estarán en condiciones de aguantar más tiempo y de realizar movimientos y posturas más exigentes. Si quieres mejorar la intensidad y duración de la relación sexual, el sexo tántrico es una buena opción, ya que permite alcanzar niveles inimaginables de placer. La clave está en no tener prisa.

 

Aunque a todos nos gustaría tener hiperorgasmos, tampoco debe ser el objetivo de nuestras relaciones sexuales, ya que ello puede crear frustraciones. En el sexo, lo importante es disfrutar cada momento, tanto de las sensaciones físicas como afectivas.

 

Enséñale a darte placer

 

Porque ha sido demasiado rápido, porque los preliminares han sido escasos, porque no ha sido muy hábil con las caricias... que una mujer no tenga un orgasmo o se quede insatisfecha es bastante habitual.

 

Pero no todo es culpa suya, tal vez no sepa cómo darte más placer. La solución es fácil: dale un pequeño cursillo sobre cómo hacerte disfrutar.

 

Mejora las habilidades

 

No dudes en guiar su mano y decirle, con palabras o suspiros, lo que te produce placer. Procura no darle órdenes, sino conducirle sutilmente por donde tú quieras, con voz suave para que la excitación se mantenga. A él le encantará saber lo que te excita y pondrá todo su empeño en hacerlo bien.

 

Nociones sobre sexo oral

 

La posición es delicada, así que lo mejor es que uses el lenguaje corporal para hacerle saber si va por buen camino. Gime cuando te esté gustando o acaricia su cabeza presionándola o levantándola ligeramente cuando quieras que baje o aumente la intensidad.

 

No dudes en utilizar los dedos para guiar su lengua, por ejemplo, hacia tu clítoris.

 

Que no tenga prisa, esto es algo de lo que la mayoría de las mujeres se quejan con razón, ya las mujeres necesitan más tiempo para excitarse. Si tiene mucha prisa por penetrarte, siéntate encima suyo para estimular tu clítoris y que él pueda acariciarte hasta que estés lista.

 

El arte de la penetración

 

Hazle saber cuáles son las posturas y formas de moverse que más te excitan o estimulan tu clítoris. La gestualidad funciona muy bien: si quieres que vaya más rápido, presiona sus nalgas hacia ti; guía sus manos; cambia de postura; rodéale con tus muslos... También es importante que sepa cuándo estás preparada para la penetración.

 

Instruir a tu chico en el arte de darte placer mejorará increíblemente la relación sexual, pero debes tener cuidado con su ego: si piensa que le consideras un mal amante, puede bloquearse y sentirse ofendido.

 

 

Copyright Terra Networks S.A.