Especiales
 
Más Canales
 
TENDENCIAS Y MODA
Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

Más Noticias



Doce claves para estar a la moda sin gastar mucho dinero

 

Uno de los mitos más populares entre la gente a la hora de vestir es la creencia de que para lucir bien hay que gastarse mucho dinero en ropa. Pero lo cierto es que esto puede ser sólo un mito. No importa la talla que tengas, ni tu edad o estilo de vida, todo el mundo puede aprender cómo vestir mejor y tener estilo si realmente lo desea sin invertir mucho.



 

Síguenos por Twitter

 

 

Incluso, los famosos y los artistas necesitan de ayuda y por ello tienen a su disposición un equipo de gente que le asesoran en el arte del vestir y de su imagen todo el tiempo.

 

Para ahorrar el costo de un estilista, en este artículo ideado por el portal estilodiario.com tienes los principales pasos a seguir para conseguir ese look que estás buscando por menos dinero. Sólo necesitas una buena dosis de actitud positiva y conocer tu tipo de cuerpo.

 

1. Fija un presupuesto mensual para tu imagen (ropa, peluquería, gimnasio, manicura, etc.). De este modo podrás escoger mejor los lugares para comprar con el fin de maximizar tu dinero y conseguir las prendas que buscas, y no comprar con comprar.

 

2. Antes de salir de tiendas, organiza tu armario y haz inventario. Elimina toda la ropa que no usas, no te sienta bien, que te trae malos recuerdos o está en mal estado. Es mejor tener menos y que luzcas bien, que mucho y que nada te sirva.

 

Crea tu lista de compras como si fueras al supermercado y no te salgas de ella. Revísala cada mes, pero trata de completar toda la lista, antes de comprar por capricho.

 

3. Investiga en Internet o vete de tiendas para comparar precios. Visita grandes almacenes, tiendas especializadas, outlets y tiendas de descuento y de segunda mano. Cuando más conozcas, mejor prendas encontrarás a mejores precios, incluso de marca y diseñadores reconocidos.

 

4. No compres por instinto, siguiendo las ofertas y descuentos especiales o tu estado de ánimo. Tampoco sigas las últimas tendencias. Compra sólo aquella ropa que te sienta bien y te favorece. No todos los colores y diseños son para todo el mundo.

 

5. Invierte primero en ropa básica, corte clásico y colores neutros (pantalones gris, azul y negro, camisa blanca y de color, un vestido negro, etc.) ya que los usarás con más frecuencia, en cualquier temporada y son fáciles de combinar con el resto de tus prendas.

 

6. Compra sólo ropa y accesorios que sea fácil de combinar una con otra. Si una pieza muy llamativa por su diseño, color o material y difícil de combinar, déjala a un lado y piénsalo dos veces. Regresa a tu lista de compras. No quieres gastarte tu dinero en prendas que sólo puedas usar una vez.

 

7. Puedes gastar un poco más de dinero en prendas de calidad, como un traje, un abrigo o un vestido de coctel pues a largo plazo te sale más económico. No olvides también invertir en ropa interior de calidad para crear curvas suaves y obtener un cuerpo con balance y proporción.

 

8. Cuando estés en las tiendas, pruébate diferentes tallas a la que estás acostumbrada. Te sorprenderás del resultado. La ropa no puede quedarte ni estrecha, ni ancha. La medida exacta proyectará lo mejor de tu cuerpo.

 

Ya que estás en esas, si te gusta la prenda, pruébate todos los colores que la tienda tenga disponibles para ver el efecto en tu imagen y contraste con tu piel. Te sorprenderás de colores que no estás acostumbrada.

 

9. No te gastes mucho dinero en prendas que sean sólo de temporada. Los accesorios son la mejor manera de dar un look moderno y actual a tu vestuario. Si la ropa te queda bien de talla, realza tus mejores atributos y está en buen estado, proyectarás una bonita imagen. La moda va y viene. El estilo lo marcas tú.

 

10. Dale nuevos usos a lo que ya tienes, atrévete a transformar y hacer que tu ropa vieja se vea diferente, la creatividad puede renovar tu closet por muy poco dinero. Busca un buen sastre y un buen zapatero y dale nueva vida a tus prendas favoritas.

 

11. No descuides tu peinado y maquillaje. No cuesta mucho tener el pelo bien cuidado y acudir a la peluquería para un corte regularmente. Un maquillaje discreto que requiere menos de cinco minutos hace maravillas para disimular el cansancio y verse con buen aspecto cada mañana. Cuida tu piel, tus uñas y tus dientes. La ropa sólo es una parte de tu imagen, tienes que cuidar de ti también y presentarlo lo mejor que puedas.

 

12. Por último, trata de comer sanamente, hacer ejercicio y encontrar tiempo para ti para hacer lo que más te guste. Si te sientes feliz con tu vida personal y profesional, lo podrás transmitir al exterior.

 

Una actitud positiva y segura, un estilo de vida sano y una imagen fiel a tu cuerpo y personalidad son los tres ingredientes básicos para proyectar al mundo tu verdadera belleza.

 

 

 

 

Terra

 

 

 

Busca Pareja