HEADER MARKUPS

Vida y Estilo » Mujer

 10 errores sexuales que una mujer jamás debe cometer
26 de Noviembre de 2007 11:14

Comentarios
 

 

No somos unas expertas en materia sexual y por lo tanto podemos cometer muchos errores. Sin embargo, hay algunos que pueden terminar apagando el fuego de la pasión para siempre. ¡No los cometas!

Mujeres gastan más energía en conquista que los hombres 

 

10 Mujeres desafortunadas en el amor

 

Lo que ellas esperan de los hombres

 

 

Que sólo las mujeres somos sensibles durante y después del sexo es una mentira, ellos también tienen sus días irritables y pueden interpretar mal algo que decimos o hacemos durante la relación sexual. Criticas, mal humor, cero ternura o actuar como si él fuera nada más que un esclavo sexual, son cosas que pueden funcionar para una que otra fantasía, pero no todo el tiempo.

 

Si no te das cuenta de esos errores puedes herir la sensibilidad de tu hombre hasta el punto en que no querrá estar más contigo.

 

No criticar su físico
¿Te gustaría que te dijera algo sobre tus rollitos cuando hacen el amor? ¿No, verdad? A ellos tampoco les parece adecuado que tú lo hagas. Es importante que cada uno se acepte tal y como es, sin juzgar demás y menos en dichas circunstancias. Además de hacerlo sentir incómodo y cortarle toda la inspiración, esa actitud a la larga resultará nefasta para la relación.

 

No critiques sus partes "íntimas"
Sabemos y tenemos más que claro que el tema de la parte sexual masculina es todo un drama en los hombres. Que si es más largo, más corto, más duro o más ancho que el de tu pareja anterior, no tiene porqué ser un motivo de conversación mientras hacen el amor y menos después. Muchos hombres sufren de inseguridad frente a estos temas y al criticarlo no lograrás nada más que él no quiera tener intimidad contigo.

 

No lo compares ¡nunca!
Es un hecho que al tener una pareja nueva, solemos hacer comparaciones con los otros amantes que hemos tenido. Seguro que hay cosas que los anteriores hacían mejor y cosas que el actual lidera en el ranking. Ningún hombre es perfecto en el arte amatorio y por lo tanto siempre habrá diferencias. Está bien que las pienses y analices, si quieres, pero jamás se las comentes a él. Ellos siempre quieren ser los únicos y los mejores.

 

Cero experiencia sexual
Lo más factible es que hayamos tenido experiencias sexuales antes de encontrar a nuestra media naranja y seguro que no somos expertas pero tenemos bastante conocimiento. Ciertamente eso es bueno y él lo agradecerá, pero evita comentar lo extenso de tu prontuario masculino. Él no se sentirá mejor sabiendo la verdad, al contrario, no hará más que pensar en que quizás él no esté a la altura de los anteriores.

 

No a la pasividad
Es verdad que a ellos les gusta tener el control, pero mucho más les gusta que de vez en cuando sea su pareja la que lleve las riendas en una relación sexual. A ellos también les gusta recibir tanto o más que actuar. Por eso, trata de ser siempre pasiva y rutinaria, de esa forma terminarás aburriéndolo y enviándolo directamente a los brazos de otra mujer. ¡No lo permitas! Dar y recibir es el lema.

 

Mantén la intimidad
Dicen que un caballero no tiene memoria y en este caso una dama es mejor que tampoco la tenga, al menos no en las cosas íntimas. Tienes que recordar que al hablar de tu intimidad estás involucrando a otra persona y ellos odian saber que todas tus amigas saben al revés y al derecho sus peripecias o fracasos sexuales. Habla de tus emociones, sentimientos o peleas tontas, pero jamás divulgues lo que él te hace durante el sexo, puede sentir que lo has traicionado.

 

No es tu empleado
Hay momentos en que a ellos les encanta ser tu esclavo sexual y complacerte en todo lo que le pidas, pero ojo, que son sólo momentos. El sexo es un tema que hay que conversar y esperar que el otro sepa cómo darte en el gusto, pero también tú tienes que hacerlo. A ellos también les gusta que se preocupen por sus preferencias y aunque no lo reconozcan a menudo, ven al sexo con su pareja como algo mucho más que un mero acto de calentura.

 

No todo le debe gustar
No porque sea hombre y pase la mayor parte del tiempo pensando en sexo, querrá hacer de todo y en todo momento. Hay situaciones que le pueden incomodar, como hacer el amor cuando estamos en nuestro periodo y ante eso, a pesar de que tus amigas lo hagan, no debes obligarlo o insistirle para presionarlo. Al final lograrás que lo pase mal y evite todo contacto contigo en esos días.

 

Dar un respiro
Quizás nosotras cuando acabamos de tener un orgasmo estamos físicamente capacitadas para seguir el acto sexual y tener mucho más orgasmos, pero para ellos no es así. Al tener su eyaculación, el miembro masculino se relaja y es necesario un tiempo para que vuelva a activarse. Por eso no intentes excitarlo inmediatamente luego de eyacular, ya que puede significar un momento desagradable o doloroso para ellos y no porque no quiera más sino porque su cuerpo reacciona así.

 

No te sigas moviendo
Otro aspecto importante a considerar luego de que ellos eyaculan es el movimiento. Cuando ellos llegan al orgasmo sucede que su glande se pone en extremo sensible por lo que seguir moviéndote le puede generar dolor. Trata de permanecer inmóvil durante esos momentos e intenta comprender su funcionamiento, aunque sea diferente al de nosotras.

 

 

Copyright Terra Networks SA