HEADER MARKUPS

Vida y Estilo » Mujer

 “Hay formas de retardar la aparición de canas al menos hasta la tercera edad”
07 de Enero de 2008 01:31

Comentarios
 

 

El tema de las canas es un dilema para muchas mujeres que ven con espanto cuando la primera de ellas llega como símbolo de un envejecimiento inevitable, sin embargo, si bien no se pueden desaparecer, experto afirma que hay formas de retrasar su aparición. Además, no todas las personas presentan canas a lo largo de su vida, hay razas que no las tienen.

¿Quién no se ha espantado la primera vez que ha notado la primera cana entre medio del pelo y ha corrido inmediatamente en busca de una tintura o directamente la ha cortado de raíz?

 

La verdad es que la mayoría de las mujeres así lo ha hecho, ya que consideran a las canas como el símbolo de la pérdida de la juventud y de su valoración como mujer joven y atractiva.


De hecho, estudios internacionales, han demostrado que una de cada tres mujeres que tienen canas se tiñe el pelo, por lo que son muy pocas las que verdaderamente asumen esta etapa de la vida.


La aparición de las canas en el cabello, en general, no es más que un síntoma que anuncia el obligatorio proceso de envejecimiento al que se enfrenta el ser humano.

 

Su presencia en el cuero cabelludo alcanza el mismo rango que el que pueden tener las arrugas en la piel. En definitiva, con el paso del tiempo, el mecanismo biológico encargado de pigmentar la cabellera deja de funcionar y, con él, desaparece el tinte natural del pelo.


Mediante este proceso irremediable, salvo por los tintes, el pelo se vuelve blanco y traslúcido. Este hecho no deja de ser curioso, ya que sin pigmentación los cabellos deberían ser transparentes, como las uñas, pues la queratina, sustancia orgánica que conforma pelos y uñas, es así.

 

¡Me hacen salir canas!

 
Si bien la aparición de las canas tiene que ver con factores hereditarios, fisiológicos y de calidad de vida, la edad promedio en que empezamos a notar una estela nevada sobre nuestro cabello es a los 45 años, cuando ya se está pasando a la tercera edad, aunque ciertamente hay casos en que su aparición incluso puede ser a los 20 años, aunque en este caso estamos hablando de un proceso de envejecimiento acelerado que es mucho menos frecuente.


El doctor Francisco Chávez, Dermatólogo de Clínica Arauco Salud, nos explica que los hábitos de vida son fundamentales a la hora de determinar cuándo y cuántas canas deberían aparecer en una persona.

 

“Las canas son parte de un proceso biológico pero el estilo de vida tiene mucho que ver, sobre todo si nuestro comportamiento y alimentación no son precisamente los indicados para retrasar el envejecimiento celular”, comenta el especialista.


Pese a esto, temas como el estrés, enojos o penas no tienen nada que ver con la aparición de canas, por lo que el mito de “me sacaste canas verdes” en sólo una creencia urbana que no tiene directa relación con el proceso de envejecimiento capilar. “En casos de tensión emocional extrema, se pueden producir aumento de los ciclos de telógeno piloso, es decir, se favorece la caída del pelo, pero no la aparición de canas”, afirma el doctor Francisco Chávez.


Antioxidantes: la gran ayuda


Si bien, no existe forma de luchar con la naturaleza de una forma efectiva y que nos permita hacer desaparecer las canas de manera permanente, sin considerar tinturas por supuesto, hay formas de evitar que ellas nos aparezcan antes de tiempo o incluso retrasar lo más posible su aparición.


“No existe medicamento útil para prevenir la aparición de canas, pero si existe un retardo de la aparición de ellas, en relación a la ingesta de una dieta normo a hipocalórica, de tipo idealmente mediterránea, que incluya muchas frutas y verduras, por su poder antioxidante. El ejercicio, evitar el tabaquismo y la prevención del daño solar, son factores que desaceleran el proceso de canicie”, comenta el dermatólogo.


Por otro lado, tinturar mes a mes las canas y evitar que éstas salgan a la luz es un proceso que han ido adaptando la mayoría de las mujeres y que según el especialista no representa riesgos importantes para la salud dermatológica de la mujer y del hombre, aunque sí recomienda evitar ciertos componentes más agresivos para la piel.

 

“El teñir las canas tiene un riesgo relacionado a la sensibilización cutánea y aparición de dermatitis de contacto, por lo que es útil evitar tinturas que contengan parafenilendiamina dentro de sus componentes”, puntualiza el experto.


Y ante la pregunta del millón, ¿es posible que una persona nunca presente canas en su vida?, la nuestro especialista afirma que es absolutamente posible ya que es un fenómeno muy asociado a ciertas etnias (orientales principalmente), lo que nuevamente, está asociado a la genética propia de estas poblaciones, y al estilo de vida generalmente saludable que llevan las culturas orientales.

 


Terra  / Francisca Vega López