0

Standard & Poor's degrada la nota de Sudáfrica a bono basura

3 abr 2017
12h22
  • separator
  • comentarios

La agencia de calificación de riesgo Standard and Poor's (S&P) anunció hoy que degrada la calificación crediticia de Sudáfrica a bono basura, al pasarla de un BBB- a un BB+.

La decisión se produce después de que el presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, cesara en la medianoche del viernes al ministro de Finanzas Pravin Gordhan, que se había negado a dar luz verde a algunos de los proyectos más costosos de Zuma.

La agencia de calificación ha citado "los cambios en el Ejecutivo" para justificar esta devaluación, que ya ha tenido efectos negativos sobre la cotización del rand.

El cese de Gordhan ha ahondado aún más la división existente en el seno del gobernante Congreso Nacional Africano (CNA), en el que cada vez más voces piden la marcha inmediata de Zuma, que finaliza su segundo y -por imperativo constitucional- último mandato en 2019.

Los críticos del presidente le acusan de dañar una economía al borde del estancamiento y con los mayores niveles de paro en más tres lustros para favorecer sus intereses personales y los de empresarios que tienen negocios con su familia y contratos públicos.

Pravin Gordhan fue ministro de Finanzas en dos períodos (2009-2014) y (2015-2017), y se ha enfrentado abiertamente al presidente y a la familia Gupta, un clan de empresarios con negocios con uno de los hijos de Zuma cuya enorme influencia en el Gobierno denunció la Defensora del Pueblo.

Gordhan, que se ha convertido en un símbolo de integridad en Sudáfrica, ha sido sustituido en la cartera por el anterior ministro del Interior, Malusi Gigaba, un joven político leal a Zuma, en una remodelación de Gobierno que ha supuesto cambios en diez ministerios.

Los analistas temen que la presencia de Gigaba al frente de Finanzas lleve a la aprobación del proyecto de construir centrales nucleares y otros planes vetados por Gordhan que, según medios locales, favorecerían a compañías del entorno del presidente.

Junto a Gordhan fue destituido su segundo, Mcebisi Jonas, que denunció el año pasado que los Gupta le ofrecieron el puesto de ministro de Finanzas a cambio de favorecer sus intereses a la hora de tomar decisiones.

Según Jonas, un miembro de la familia Gupta le prometió unos 40 millones de euros si aceptaba el cargo y seguía sus directrices.

El cese de Gordhan ha provocado una marea de indignación en Sudáfrica, donde la oposición prepara una moción de censura a la que espera que se sumen algunos diputados de la mayoría oficialista, a los que pide que voten en conciencia para derrocar a Zuma.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad