0

La misteriosa desaparición de la placa que conmemora la democracia tailandesa

19 abr 2017
05h45
  • separator
  • comentarios

La reciente desaparición y sustitución de la placa que conmemora el fin del absolutismo y la llegada de la democracia a Tailandia, en 1932, por otra en apoyo al régimen monárquico continúa envuelta en un misterio sin resolver.

De unos 30 centímetros de diámetro, fabricada en bronce y con las letras desgastadas por el paso del tiempo, el símbolo hace referencia a la Revolución Siamesa que propició el cambio del sistema absolutista del extinto reino de Siam, al actual régimen constitucional.

Colocada en el suelo de una céntrica plaza flanqueada por un palacio real, barracones del Ejército y una comisaría de la Policía nadie se percató de la desaparición del símbolo hasta que un grupo de estudiantes universitarios dio la voz de alarma la semana pasada.

"Aquí al alba del 24 de junio, de 1932, Khana Ratsadon redacta la Constitución en aras de la prosperidad del país", reza el símbolo, creado por los militares y civiles que derrocaron al absolutismo y que está en paradero desconocido desde principios de abril.

En el mismo lugar donde se hallaba la insignia, y rodeado por cemento con aspecto reciente, apareció en sustitución una nueva marca que alaba la figura de la monarquía.

"Que Siam sea bendecido siempre con prosperidad. Que el pueblo sea feliz y se convierta en la fuerza del país", se lee en la nueva placa que pide respeto para el ente religioso y fidelidad "hacia el rey, quien contribuirá a la prosperidad del Estado".

Desde que se publicara la noticia, activistas en favor de la democracia y opositores al gobierno militar, que rige el país desde el golpe de Estado de 2014, se han acercado a la explanada en señal de respeto a la antiguo blasón.

Algunos incluso han denunciado el robo ante la Policía, que aduce que solo el dueño de la insignia puede reclamar una investigación.

Para las autoridades, el símbolo no es propiedad del Estado ni se considera una reliquia, e indican que las grabaciones de las cámaras de seguridad durante los días que pudo producirse el robo han sido borradas.

Una fotografía divulgada a través de las redes sociales, cuya fecha no ha podido ser verificada, muestra una tienda de lona en horario nocturno en el lugar donde se encontraba la placa.

El departamento capitalino encargado de la restauración de monumentos salió al paso y dijo que solo cuidan la estatua ecuestre del rey Rama V (1853-1910), ubicada a escasos metros.

El Ejército además puso bajo custodia a Srisuwan Janya, director de una asociación protectora de la Constitución, cuando el martes pretendía entregar una carta al primer ministro tailandés con un reclamo para llevar ante la justicia a quienes hicieron desaparecer el símbolo.

El mandatario, el general golpista Prayut Chan-ocha, restó importancia a la desaparición y advirtió a los opositores de no utilizar el asunto en contra del Ejecutivo, durante una comparecencia ayer ante la prensa.

Un portavoz gubernamental rechazó en conversación telefónica con Efe hacer comentarios al respecto.

Saman Sringam, portavoz de un grupo pro Monarquía, defendió que la placa extraviada es "una semilla del régimen vicioso que ha engullido a Tailandia en una dictadura (parlamentaria) durante 85 años", en un mensaje de Facebook.

Y grupos garantes de los derechos humanos, como Human Rights Watch, han mostrado su preocupación por la "falta de responsabilidad" mostrada por el Gobierno de Prayut.

"El Gobierno y los grupos conservadores que lo apoyan buscan impulsar la historia desde su propia perspectiva de los hechos, al definir al movimiento revolucionario como 'no tailandés', señalar que la transición no fue adecuada y restar importancia a ese periodo", declaró a Efe Sunai Phasuk, investigador de HRW.

Hasta el mediodía del miércoles, nadie ha reclamado la responsabilidad de la sustitución de la insignia.

Conforme a los últimos cambios de la hoja de ruta del Gobierno, que recientemente vio refrendada la nueva Constitución del país, en 2018 se celebrarán elecciones democráticas.

El memorial extraviado, colocado cuatro años después de la histórica revuelta, fue retirado brevemente durante el régimen del general Sarit Thanarat, uno de los más autoritarios y represores de la historia moderna del país, y restaurado a su muerte, en 1963.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad