0

ONU cree que se han cometido crímenes contra la Humanidad en Sudán del Sur

19 may 2017
05h37
  • separator
  • comentarios

La Oficina de Derechos Humanos de la ONU dijo hoy que en Sudán del Sur pueden haberse cometido crímenes de guerra o crímenes contra la Humanidad en episodios de violencia étnica registrados en la localidad de Yei, entre julio de 2016 y el pasado enero.

Así lo han establecido investigadores de la entidad, que ha hecho público un informe con casos de "bombardeos indiscriminados contra civiles, asesinatos dirigidos, saqueos, incendios premeditados de propiedades civiles y violencia sexual contra mujeres y niñas, incluidas muchas que huían de esa violencia".

"Estamos consternados por el nivel de violencia en esa área, incluido los asesinatos de 114 personas, que han sido verificados individualmente, por parte de fuerzas gubernamentales", precisó la responsable para África del este y del sur en la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, Julie de Rivero.

"Creemos que lo que hemos logrado documentar es sólo una pequeña muestra de lo que realmente sucedió en Yei, donde las restricciones que nos impuso el Gobierno nos impidió evaluar la amplitud real de estas violaciones", agregó.

Las autoridades negaron incluso a los representantes de la ONU el acceso a áreas controladas por grupos armados opositores.

Yei es un pueblo que se encuentra en Ecuatoria Central, a 150 kilómetros al suroeste de Yuba, la capital del país, y hasta esos eventos era un lugar pacífico donde convivían entre 200.000 y 300.000 personas de distintas etnias, pero a mediados del año pasado la violencia irrumpió por los enfrentamientos entre fuerzas opositoras y del gobierno.

Esta fractura política llegó a forzar la partida del líder opositor, Riek Machar, quien a la vez era vicepresidente del país desde su independencia en julio de 2011.

Machar huyó con algunos seguidores hacia la República Democrática del Congo (RDC), generando una serie de estallidos de violencia a lo largo de la ruta que siguió, particularmente en Yei.

"Esta violencia atizó fuertes divisiones entre etnias", que derivaron en graves violaciones de los derechos humanos y en el desplazamiento forzado de más de la mitad de la población del pueblo, se explica en el informe de la ONU.

En esta investigación se utilizaron distintos métodos, entre ellos el análisis de imágenes de satélite, que demuestran que los atacantes quemaron indiscriminadamente casas y negocios, lo que obligó a la gente a escapar.

"Incluso mientras la gente huía de la violencia, las denuncias indican que los elementos armados acosaron, maltrataron y atacaron a los pobladores cuando huían hacia Uganda en busca de refugio", señala el documento.

Para la Oficina de Derechos Humanos, además del enorme sufrimiento humano que está causando este conflicto -que además se ha convertido en uno de los factores de que partes de Sudán del Sur estén al borde de la hambruna-, el conflicto en Yei evidencia la manera en que se explotan las divisiones locales y étnicas con fines políticos.

Asimismo, pone de manifiesto "el alarmante nivel de impunidad en Sudán del Sur, que ha alimentado ciclos sucesivos de violencia en todo el país", se concluye en el informe.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad