0

HRW y AI exigen a Guinea Ecuatorial la liberación de 2 activistas detenidos

21 abr 2017
10h30
  • separator
  • comentarios

Las organizaciones proderechos humanos Human Rights Watch (HRW) y Amnistía Internacional (AI) pidieron hoy al presidente ecuatoguineano, Teodoro Obiang Nguema, la liberación inmediata de los activistas Enrique Asumu y Alfredo Okenve, detenidos el 17 de abril en Guinea Ecuatorial.

La petición de HRW y AI está respaldada por otras seis organizaciones de defensa de los derechos humanos, que denuncian "la voluntad" de las autoridades de Malabo "de intimidar y silenciar" a la disidencia.

Según estos grupos, la detención de Asumu y Okenve es ilegal al haberse llevado a cabo sin cargos y exceder ya el límite de 72 horas previsto por la ley para este tipo de arrestos.

Asumu y Okenve son presidente y vicepresidente respectivamente del Centro de Estudios e Iniciativas para el Desarrollo (CEID), una ONG suspendida por el Gobierno ecuatoguineano.

Un día antes de la detención, las autoridades prohibieron a Asumu tomar un vuelo de la capital a la segunda ciudad del país, Bata, invocando órdenes del ministro de Seguridad Nacional, Nicolás Obama Nchama, según ha denunciado el abogado de Asumu.

El mismo día de su arresto, Asumu y Okenve visitaron la oficina del Ministerio de Seguridad Nacional, que comparte edificio con las dependencias de la Comisaría Central de la Policía en Malabo.

La visita se saldó con un interrogatorio de más de cinco horas por parte del ministro, después del cual se prohibió a los dos activistas salir del edificio, en el que todavía permanecen retenidos sin que hayan sido puestos a disposición de un juez o acusados formalmente de algún delito como requiere la ley.

Según compañeros de Asumu y Okenve, las autoridades reclaman a los dos detenidos 10 millones de francos CFA (cerca de 15.000 euros) en concepto de multa por seguir operando bajo el nombre del CEID pese a la suspensión.

Guinea Ecuatorial está desde hace décadas en el punto de mira de las organizaciones internacionales de defensa de los derechos humanos, que acusan al Gobierno de Teodoro Obiang de practicar el fraude electoral y cometer graves atropellos contra sus propios ciudadanos.

Con apenas 700.000 habitantes, la antigua colonia española ha experimentado en los últimos años un gran crecimiento económico gracias a las ingentes reservas de gas y petróleo descubiertas en su territorio, pero sigue siendo uno de los países del mundo con mayor porcentaje de pobreza y mortalidad infantil.

El presidente Obiang -que llegó al poder en 1979 tras el golpe de Estado que derrocó a su tío Francisco Macías Nguema, quien fue ejecutado- está considerado uno de los mandatarios más corruptos del mundo.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad