0

Arzobispo dice que mecanismo de quiebra era paso "necesario" para Puerto Rico

4 may 2017
12h18
  • separator
  • comentarios

El arzobispo de San Juan, Roberto González Nieves, dijo hoy que la decisión del Ejecutivo de Puerto Rico de acogerse a un mecanismo de quiebra ha sido un paso "crítico" y "necesario", además de un "paso natural en el camino hacia la recuperación económica".

Puerto Rico hizo historia al convertirse este miércoles en la primera jurisdicción estatal de EE.UU. en acogerse a un mecanismo de quiebra, bajo el título III de la ley federal Promesa aprobada por el Congreso estadounidense para dar solución a una deuda impagable de 70.000 millones de dólares.

La normativa de Promesa establece que se recurra al título III solo cuando la negociación entre el Gobierno puertorriqueño y los acreedores se haya agotado sin éxito.

El título III de la Ley para la Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico (Promesa, por sus siglas en inglés), un híbrido entre los capítulos 9 y 11 del Código de Quiebras de EE.UU., paraliza todas las demandas judiciales y tras las reclamaciones y objeciones deja en manos de un tribunal las decisiones sobre el pago.

"Nos sentimos agradecidos porque el gobernador y la Junta de Control Fiscal se hayan acogido al título III de la ley Promesa, que provee los procedimientos de quiebras. Estamos conscientes que esta ha sido una decisión difícil para ambos", indicó el arzobispo.

Sin embargo, este es un paso que "aunque crítico es necesario para reducir la deuda, proteger los servicios esenciales e impulsar la transparencia. Este proceso es crucial para proteger la dignidad y el bienestar de nuestra gente, en medio de esta crisis tan compleja de explicar y mucho más para entender".

"A su vez, es necesario entender que este es un paso natural en el camino hacia la recuperación económica de Puerto Rico. Todos debemos continuar vigilantes. Todos tenemos la responsabilidad de continuar cuestionando las medidas de austeridad, exigir un recorte sustancial de la deuda y procurar que el proceso en la corte logré reducir los niveles de pobreza en nuestra isla", agregó.

Puerto Rico se declaró en 2016 incapaz de pagar una gigantesca deuda y ante las amenazas de los acreedores de juicios interminables y el riesgo de cerrar las operaciones gubernamentales por falta de liquidez solicitó la colaboración de Estados Unidos, del que es un Estado Libre Asociado.

De ahí surgió la ley Promesa, aprobada por el Congreso estadounidense ante la imposibilidad de que la isla pudiera afrontar los vencimientos inmediatos de deuda. EFE

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad