0

Fuerzas iraquíes se enfrentan al EI en uno de sus últimos reductos de Mosul

12 abr 2017
12h33
  • separator
  • comentarios

Las fuerzas iraquíes avanzan en el barrio de Al Tank, en el oeste de la ciudad de Mosul, que ha sido hasta el momento uno de los principales bastiones del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en la parte occidental de la urbe.

Un comandante de las Fuerzas Antiterroristas, general Maan al Saadi, dijo a Efe que sus hombres irrumpieron esta madrugada en ese distrito, también conocido como Al Nahrauan, uno de los mayores barrios populares del centro de la mitad oeste de Mosul, en el norte de Irak.

Añadió que un gran número de tropas cercó el barrio desde tres flancos y avanzó hacia la entrada oriental del mismo, "a pesar de la falta de cobertura aérea".

Al Saadi aseguró que las fuerzas especiales "liberaron amplias partes de Al Tank" y tomaron el control de varios edificios, además de abatir a diecisiete terroristas, entre ellos cinco suicidas, y destruir cuatro vehículos conducidos también por hombres dispuestos a inmolarse.

Afirmó que en el barrio hay "emires" del EI buscados por la justicia iraquí, sin dar más detalles.

Asimismo, informó de que unidades de las Fuerzas Antiterroristas irrumpieron también en el barrio de Al Abar, en el extremo oeste de Mosul, donde prosiguen los violentos combates con los extremistas, los cuales intentan frenar el avance de las tropas gubernamentales con vehículos bomba.

Por su parte, el comandante de la Policía Federal, Raid Shaker Yaudat, declaró a Efe que un comando especial irrumpió en dos posiciones donde están atrincherados combatientes del EI cerca de la mezquita de Al Nuri, en el casco antiguo de Mosul y desde la cual fue proclamado en 2014 el "califato".

Yaudat aseguró que sus hombres consiguieron hacerse con el control de esas dos posiciones, después de varias horas de enfrentamientos, en los que se emplearon todo tipo de armas y fueron abatidos siete terroristas.

De esta forma, las fuerzas iraquíes han retomado la batalla en los barrios del centro de Mosul, después de una pausa debido al mal tiempo y a la presencia de numerosos civiles.

Mientras, en la periferia occidental de Mosul, el Ejército iraquí mató a 35 miembros del EI y se hizo con el control de la localidad de Bauabat al Shams.

Un dirigente militar de la IX División de Blindados del Ejército, Walid Jalifa Mayid, explicó a Efe que los uniformados tomaron el control de un almacén de productos para agricultura y de la sede de una empresa y se aproximaron a la localidad Ihlailah, al oeste de Mosul.

Por otro lado, en el este del barrio de Al Yarmuk, cuyo control fue recuperado por los soldados esta semana, han sido hallados decenas de cadáveres de civiles, entre ellos niños y mujeres.

Un oficial del primer batallón de las Fuerzas Antiterroristas, Husein Abás, señaló a Efe que "el EI perpetró un crimen brutal contra civiles desarmados" y añadió que los cuerpos fueron recuperados y enterrados debidamente.

Al mismo tiempo, el EI ha seguido lanzando proyectiles sobre las áreas que le han sido arrebatadas y al menos dos civiles murieron hoy y nueve resultaron heridos en el barrio de Al Risala, situado en el suroeste de la localidad, por el impacto de un cohete de mortero, según un oficial de las Fuerzas Antiterroristas.

Mohamed Ismail precisó que los civiles estaban reunidos alrededor de un pozo de donde estaban sacando agua cuando cayó el proyectil, lanzado desde el casco antiguo de Mosul.

La ONG Save the Children denunció hoy que los combates en el oeste de Mosul están obligando a huir a mujeres que están a punto de dar a luz, algunas de ellas menores de edad, las cuales en algunos casos acaban pariendo durante la huida.

Este es el caso de Rehab, de 17 años y que se puso de parto mientras escapaba de Mosul.

Su hija, Layla, nació entre los escombros de una casa abandonada, en medio de bombas y disparos, como relató la joven a la organización humanitaria.

"Me puse de parto en la carretera. Tenía mucho miedo por mí y por el bebé, pero mi madre y otra mujer me ayudaron. Fue muy rápido, unos quince minutos. Descansamos durante media hora y luego seguimos huyendo", dijo Rehab, según un comunicado de Save the Children.

Más de 281.000 personas han abandonado sus hogares en el oeste de de Mosul desde el inicio de la ofensiva sobre esta parte de la ciudad el pasado 19 de febrero, de acuerdo con el recuento divulgado hoy por el Ministerio iraquí de Migración.

Las fuerzas gubernamentales tomaron el control el pasado enero de toda la mitad este de la ciudad, dividida en dos por el río Tigris.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad